sábado, marzo 14, 2015

El Invierno del Año 2015

EL INVIERNO DEL AÑO 2015

Invierno 2015 (Patio trasero de la casa)
En New Hampshire el invierno oficialmente empieza el 21 de Diciembre, y el anhelo siempre es tener un “White Christmas” (Navidad con nieve), pero desde el 26 de Noviembre último, víspera de mi cumpleaños, en forma inesperada y por demás prematura, la región fue golpeada brutalmente por una tormenta de nieve que derribó árboles y colapsó servicios básicos como la electricidad.

Yo esperaba mi día con ilusión. Siempre cae alrededor de mi feriado favorito: Thanksgiving, el cual se celebra el cuarto jueves de noviembre, y el 2014 ambos coincidían. Mi familia tenía muchos planes, desde la víspera Terry preparaba las viandas que al día siguiente llevaríamos a la casa de su hermana Karen, en la ciudad de Bow, donde celebraríamos tanto Thanksgiving como mi cumpleaños, pero el imprevisto zarpazo de la naturaleza canceló todo, y terminé trabajando de emergencia en la limpieza de nieve.

Trabajé tanto la víspera como en mi santo. Limpiar nieve es una tarea que realizo en invierno con la finalidad de obtener un ingreso extra. Por lo general no ocurren demasiadas tormentas, pero esta vez, ni su tempranera aparición en Thanksgiving nos hizo suponer que el invierno del 2015 iba a ser histórico, tanto por la brutalidad del frío como por la descomunal cantidad de nieve. Los números son elocuentes: el mes pasado ha sido el más frígido febrero de los últimos 146 años, y la nieve total un récord de 2.13 metros.

Invierno 2010 (Parte del patio trasero de la casa)
No tengo duda que hoy por hoy, si viéramos las ciudades de New Hampshire desde cierta altura, lucirían como intrincados laberintos blancos. Un mapa nuevo trazado como resultado de la lucha entre el hombre y la nieve. Ésta que lo sepulta todo y aquel que abre espacios para continuar su vida. En las calles camiones especializados limpian la nieve formándose, en los costados, verdaderas cordilleras blancas. En las casas se amontonan cerros de nieve a ambos lados de entradas y accesos. La circulación cotidiana queda reducida a un sistema de recovecos, e infinitos ramales se interconectan dentro de este gran laberinto de nieve.

No conocí la nieve en el Perú. En Inglaterra viví diez años y nunca vi más que unos centímetros acumulados en el suelo. New Hampshire ha sido mi verdadera prueba de fuego, pero cierto es también que la vida nos prepara para lo que venga. Ya llevo una década en esta parte de Estados Unidos, y a pesar de su duro invierno siempre la he considerado mi estación favorita, no sólo por su belleza sentimental sino también por su propensión inspirativa. Mis pensamientos ganan profundidad y mis escritos fecundidad. El contacto con el medio ambiente se intensifica, palanear la nieve deviene una suerte de deporte vital, un diálogo con la naturaleza.

Invierno 2011 (Parte frontal de la casa)
Pero como dice mi madre, está bien culantro pero no tanto. Y ese es el caso actual: nieve, nieve y nieve. Sin un respiro para la lectura ni para escribir. El 19 de Febrero mi hija cumplió dieciséis años y a las justas pude verla un par de horas, pues debí meterme a la cama para descansar un poco y volver a salir por la madrugada para continuar mi labor. Días consecutivos de largas jornadas. Durante las tormentas limpiando nieve, y durante las treguas preparando espacio para más nieve en camino.

Debido al frío las pistas, veredas y accesos domiciliarios se recubren de hielo. Un pie mal puesto podría terminar en una aparatosa caída. Camiones especializados recorren las calles tirando una mezcla de arena y sal, la primera brinda tracción a los carros y la segunda derrite el hielo. Al abrir la puerta por las mañanas mi pasadizo y vía de acceso asemejan espejos de hielo. Antes de ir al trabajo arrojo sal al pavimento y el hielo empieza a rajarse como un vidrio roto, o como mis propias manos cuarteadas por el frío. Siempre dejo en la puerta una nota para Terry y Dorothy: “Cuidado con el hielo”.

Mientras el hombre en su lucha con la nieve logra recuperar calles y accesos a sus casas, en los techos la nieve se acumula sin oposición. Las edificaciones en New Hampshire son estructuras de madera, y sólo pueden soportar un peso limitado. En este escenario la lluvia es un enemigo mortal. La nieve actúa como una esponja que absorbe lluvia, y ante el sobrepeso los techos se desploman. Hacia la cuarta semana de febrero el servicio meteorológico anunció lluvia, y se desató una febril actividad de gente trepando a sus techos para limpiar la nieve.

Invierno 2015 (La casa)
El final del trabajo diario, para mí ha sido sólo el inicio de una nueva jornada en mi propia casa. Además de limpiar el área para los autos y el techo, hay que palanear los accesos a cada puerta, al tanque de combustible para la caldera de calefacción, al tanque de gas propano para la cocina, al buzón del correo, al cobertizo, al medidor de electricidad, a la terraza, al rincón donde guardo la escalera, al punto donde instalo el generador, etc. Los alrededores de mi casa, visto desde la altura de la Casita de Dorothy, también asemejan un intrincado laberinto blanco.

La vía de entrada a mi casa es la que me da más trabajo. Debe estar libre de nieve para aparcar los dos autos de la familia y un espacio adicional para alguna visita, camiones surtidores de combustibles, o servicios de reparaciones. A lo largo de varias semanas desde esta entrada dirigí la nieve hacia el patio trasero. Tanto acumulé en este otro lugar que terminó formándose una montaña gigante de nieve compacta y que, por otro lado, bloqueó un caminito que palaneo para transportar el generador portátil desde el cobertizo hasta su punto operativo en caso de emergencia.

El tercer viernes de febrero, a mi regreso del trabajo fui directamente a la montaña para removerla. En la oscuridad de la noche una, dos, tres y muchas veces estrellé la palana contra la masa blanca y no pasó nada. Sólo unas esquirlas de nieve dura salieron volando. Di un paso atrás y volví a arremeter con la lampa pero el peñón ni se inmutó. Era la primera vez que la dureza de un trabajo me vencía. “Los años no pasan en vano Eduardo”, pensé para mis adentros. Guardé las herramientas y entré a casa perseguido por la desazón. Supe que esa noche iba a tener mucho en que cavilar.

Invierno 2015 (Vía de entrada a la casa)
En realidad dormí bien y me desperté de buen humor. Tomé un desayuno que me gusta pero que por lo general evito: dos huevos y dos salchichas fritos, dos rebanadas de pan y un tazón de té. Escogí mis mejores palanas y me vestí para el frío, mientras me arropaba pensé en mi padre, él vino a mi mente con un consejo: “Nunca te des por derrotado sin antes haber dado una buena pelea”. Una vez listo salí en busca de la montaña. Tres horas más tarde no quedaba ni rastro de aquella masa blanca que había bloqueado mi camino, sólo unas gotas de sudor que se cristalizaban con el frío. 

La primera tormenta de la temporada impidió celebrar mi cumpleaños. Aquel día cumplí cincuenta y cuatro años de edad. Este invierno ha sido un gran desafío pero he salido fortalecido. En el otoño de mi vida aún tengo muchos inviernos por ver y vencer. Que sigan llegando… aquí los espero con mi palana.

New Hampshire, USA
Marzo, 2015

NOTA:
Si deseas dejar un  comentario ten en cuenta lo siguiente: debajo del recuadro para los comentarios aparece una opción que dice “comentar como”. Acá sólo debes seleccionar la opción que dice “nombre” y en este recuadro escribe tu nombre (Deja el recuadro URL en blanco) Si todo esto te parece muy complicado, entonces escribe tu comentario en un e-mail y envíalo a: edquevedo@yahoo.com

Los comentarios van primero al Editor, antes de ser publicados.

50 comentarios:

  1. Hermano Eduardo, has tenido como dices dias consecutivos de largas jornadas y has luchado con la nieve...Te admiro, siempre te admire por ese aguerrido trabajo que haces en pleno Invierno. Acá en Alemania aun no he visto eso… Tú trabajas bajos lemas y principios de nuestro amado Padre, que uno no se debe dejar vencer y a seguir para adelante… Con mucho esfuerzo estás superando ese Invierno que felizmente ya se va….

    MARY DE ALEMANIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary, gracias por tus palabras. Saludos por Berlín, hazme llegar noticias de Pepe.
      Abrazos,
      Ed

      Eliminar
  2. Intensa narración de las vicisitudes de un inmigrante, acostumbrado a calor porteño, y su simbiosis con el nuevo clima de la ciudad de acogida, las prosas muestran en la praxis, que un chimbotano está preparado para asumir cualquier contingencia, mas allá de las distancias, del tiempo, y sus inclemencias.
    Los párrafos tienen el aroma literario y personal de Eduardo Quevedo, pero también nos ilustran con un rasgo de su personalidad que bien conocemos, no hay nada que pueda vencer su espíritu ganador.
    Un gran abrazo, que traslade calor, admiración y cariño.
    Ro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rolando, gracias por tus palabras, mis mejores deseos para ti y los tuyos. Éxitos para EL SECUESTRO DE LA INSPIRACIÓN.
      Abrazos,
      Eduardo

      Eliminar
  3. OLGA QUEVEDO SERRANO14 de marzo de 2015, 09:36

    LINDO RELATO EDUARDITO, CADA UNO DE TUS ARTICULOS SON SUPER INTERESANTES. PARECE UN SUEÑO QUE DE UNA CIUDAD CALUROSA COMO NUESTRO CHIMBOTE HAYAS PASADO A UN LUGAR COMO NEW H ANPSHIRE. USA Brrrrrrrrrrrrr!!!.
    SALUDOS PARA MI CUÑADA TERRY Y MI LINDA AHIJADA DOROTHY ELSA Y DE PASO TAMBIEN PARA KITTY.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brrrrrrrr!! Jaja Gracias por escribir Olga, gracias por los saludos también.
      Cariños por casa.
      Ed

      Eliminar
  4. Querido Eduardo, tierras nuevas por descubrir y encariñarse a ellas aun siendo diferentes de donde provenimos. Qué bonitos panoramas aun a costa de trabajo extra que te harán coger unos brazos y piernas fuertes para la nueva temporada.

    Gracias pluma de oro por trasladarme cerca a su hogar. Calientito por la chimenea y una buena tacita de té huyro o mate de coca.

    Los abrazos con cariño de sus amigos
    Luis y Sory

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sory & Lucho, aprecio tremendamente sus palabras. Espero que Lucho haya tenido un excelente cumpleaños!!

      Abrazos & Bendiciones para ambos!!
      Eduardo

      Eliminar
  5. Willy Martínez Loyola14 de marzo de 2015, 13:50

    Los embates de la naturaleza cada vez se hacen mas dificiles de superar. "Este invierno ha sido un gran desafío y he salido fortalecido". Esas palabras me gustaron amigo Eduardo.

    Un abrazo y Saludos por tu Hogar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Willy, un abrazo hermano. Gracias por tus palabras. Salúdame a tu familia y a la gente del barrio!
      Eduardo

      Eliminar
  6. LINDO RELATO Y IMPRESIONANTES FOTOS EN ESPECIAL LA PRIMERA, TU DE NEGRO Y DE ESPALDAS A UNA MONTAÑA BLANCA,, ME GUSTA EL CONTRSTE. GRACIAS POR COMPARTIR ESTE ESTE RELATO,, ERES JOVEN NO TE ESTES PREOCUPANDO MUCHO POR LA EDAD.

    MUCHAS BENDICIONES PARA TODA TU FAMILY¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Techy, muchas gracias por tus palabrasy por la atención que prestas a Confesiones a un Árbol. Por encima de todo, gracias por tu amistad de tantísimos años.

      Buena observación, en cuanto a la foto!
      Eduardo

      Eliminar
  7. Felicitaciones estimado Eduardo, que más podemos pedir!!!...Bello e impresionante relato, me gustó mucho y más aún con las tomas que evidencian el "brutal invierno" en Hampshire, USA....Felicidades, éxitos y muchas Bendiciones para Ud. y su querida familia!..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Happy Birthday (otra vez) Nena!! Que lo estés pasando bellamente... te lo mereces!! Gracias por tus palabras!

      Eliminar
  8. Es increible como la naturaleza le hace la pelea al hombre común. Pero tambien es aplaudible como la mente humana empuja a la parte física del hombre para accionar con fiereza y decirle a la natulareza: "por poco me vences"

    Cierto es lo que dices en tu relato "que la vida nos prepara para lo que venga". Eso siempre he pensado y sigo teniéndolo en mi mente, el que uno debe estar preparado para lo que venga en la vida porque el dueño de los hombres y del universo en general es el "Hacedor" y El como dueño del tiempo, de nuestras vidas, de nuestro accionar, nos va poniendo pruebas en el camino para prepararnos para lo que venga; y creo que todo está en uno mismo, y de uno depende oir el consejo del Hacedor, o, rechazarlo.

    En este caso, TU, le haces caso a El de alli tu pundonor, fuerza, pujanza, hasta cuando EL lo quiera, porque todo tiene su tiempo y los tiempos son de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nelly, gracias por tus palabras y reflexiones que nos alcanzas, son siempre recibidas con expectativa y atención.
      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  9. Siempre estamos aprendiendo algo de la naturaleza, sus enseñanzas además de sabias son tensores que equilibran nuestro espíritu y fortalecen el alma. Anécdotas como la relatada ejemplarizan ese diálogo con la naturaleza del que nos habla Eduardo.

    En esta historia, la palabra se encarga de fluir entre la nieve convertida en el calor humano que la torna líquida, la secuencia precisa del discurso nos traslada de inmediato y el placer de la lectura llena de significados este mensaje.

    Fluidez, trama, desenlace e invitación a esperar un nuevo relato es la ruta a la que nos tiene acostumbrado Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Víctor, las recibo con humildad y gratitud. Te dejo saludos para Nelly & Silvia, un abrazo fraterno para ti.
      Eduardo

      Eliminar
  10. EXELENTE RELATO ES COMO VIVIRLO POR QUE LO ESCRIBES CON TODOS LOS DETALLES DEL CASO, GRACIAS EDUARDO POR COMPARTIR TUS VIVENCIAS.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias a ti Gladys por tu lectura y amistad.
      Un abrazo,
      Ed

      Eliminar
  11. Que bonito y real narracion .Fuerza amigo que todo pasa saludos para toda tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Julio, cariños para la familia.
      Gracias por escribir.
      Eduardo

      Eliminar
  12. Javier Ventura Jara15 de marzo de 2015, 10:13

    Bien Eduardo, una excelente ventana para poder compartír tus magníficos relatos. Felicitaciones amigo...¡ DE CHIMBOTE PARA EL MUNDO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier. Un fuerte abrazo y muchos éxitos!!
      Eduardo

      Eliminar
  13. Javier Ventura Jara15 de marzo de 2015, 10:16

    Si Eduardo, de Chimbote para el mundo! Creo que estamos pagando consecuencias de nuestro abuso con la naturaleza mala administración con nuestros recursos naturales y abuso de contaminación, consecuencia de ello temperaturas cada ves más extremas. Tu relato explicado al detalle da cuenta de la lucha que tenemos cada vez con un clima más desafiante. Felizmente amigo tu estas hecho y alimentado de lo que nuestro mar Chimbotano te brindo, por tus venas corre puro fósforo y vitalidad a prueba de todo.

    Amigo tienes para incontables inviernos más, desde acá no te puedo ayudar con tu pala pero si te puedo brindar un cálido abrazo que solamente un amigo que te estima mucho te puede dar.

    Felicitaciones por tu narración Eduardo cuidate y saludos a tu hermosa familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias otra vez Javier. Aprecio tu amistad y me siento cerca a tu familia. Son tantas décadas ya desde las épocas de la Iglesia de Cristo. Siempre recuerdo a tus padres.

      Comparto plenamente tus conceptos acerca del clima.
      Te dejo un afectuoso abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  14. Victor Antonio Santana15 de marzo de 2015, 19:13

    Eduardo, gracias por tan hermosos relatos que el mal tiempo nos da. Pero tú al mal tiempo pones buena cara. Aquí admirando tu gran caracter, y esperando ke no te emfermes, y a gosar de nieve hielo y una romantica y nesesaria chimenea al lado de la familia.

    Saludos Eduardo
    Víctor Santana
    Tampa Forida Usa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo grande Víctor, gracias por escribir. Espero que el clima esté bueno por Tampa. Saludos para la familia. ¡Arriba Huaral!
      Eduardo

      Eliminar
  15. GASPAR FLORDEMARIA16 de marzo de 2015, 20:45

    BELLO E IMPRESIONANTE RELATO, EN EL QUE DEL DESAFIO DE LA NATURALEZA SALISTE FORTALECIDO, DIOS TE BENDIGA A TI Y A TODA SU FAMILIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga por escribir. Bendiciones también para ti y los tuyos. Salúdame a Enrique de mi parte.
      Eduardo

      Eliminar
  16. La Promoción 1972 de la Escuela Gómez de Chimbote16 de marzo de 2015, 21:27

    La protección del planeta es tarea de toda la humanidad, es responsabilidad de los adultos pero también de los hombres y mujeres del mañana y aquí escuelas y familias tienen una gran responsabilidad.

    Los climas extremos son síntomas de como nuestro planeta viene siendo afectado por la acción del hombre.

    Excelente relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo cariñoso para todos los integrantes de mi promo '72, indudablemente que compartimos plenamente los conceptos expresados.

      Abrazos & bendiciones para todos!
      Eduardo

      Eliminar
  17. Pedro Wilfredo Haro Díaz16 de marzo de 2015, 21:38

    Buena diferencia entre pata salada y el frio fuerte, bien sabes que en nuestro puerto se vive con un clima casi tropical, pero desde pequeño siempre ha existido el viento y el polvo al pasar un carro, era una costumbre, que se tenìa que echar agua a las pistas de tierra para evitar que haga mas polvo, viendo la foto estas con la palana y en nuestra era el balde que pesaba mas que el agua.

    Un abrazo Eduardo. Cuidate y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Pedrito, un abrazo hermano, gracias por escribir, saludos para la familia en Chimbote y Trujillo, por favor salúdame al profe Chalo Gutiérrez también.
      Eduardo

      Eliminar
  18. Alfonso Anticona Garcia.16 de marzo de 2015, 22:26

    Eduardo, las imágenes que muestras en el blog de un invierno tan crudo, consecuencias del cambio climático en la tierra, me parecen fuera de realidad en cuanto a convivencia, de nuestro querido y caluroso Chimbote. De lejos miro espectaculares vistas de nieve que cubren las residencias pero aun así se muestran incapaces de doblegar la férrea voluntad de un chimbotano pata salada, que a punta de palana y pico logro pulverizar el cerro de nieve.

    Eduardo saludos a ti y a tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Chaya, gracias por tu lectura y gracias también por escribir. Extraño nuestras jornadas peloteras en Chimbote, sé que tu sigues en forma, bueno yo ya no juego pero espero que el "palaneo" me mantenga saludable.

      Un abrazo de un pata salada a otro!
      Eduardo

      Eliminar
  19. Bernardo Cabellos Sabino18 de marzo de 2015, 02:36

    Eduardo, no solo vencerás a muchos inviernos, sino sabes dar de beber con mucha sutileza y exquisitez tus maravillosos relatos. Muchas bendiciones y larga vida. Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Bernardo, gracias por escribir. He visto la foto del reencuentro que organizaste en Agosto del año pasado, excelente!
      Eduardo

      Eliminar
  20. Muy interesante tu nueva publicacion y como siempre nos envuelves en el maravilloso arte narrativo que Dios te dio, un fuerte abrazo a la distancia amigo Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo para ti Koky, gracias por tus palabras.
      Eduardo

      Eliminar
  21. Hermoso relato Eduardo ya me empieza a gustar la nieve,jajajajaja...fue duro este invierno ya no habia espacio donde acumularlo todo....besos amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida amiga, gracias por tu lectura. Cariños por casa, bendiciones para todos!
      Eduardo

      Eliminar
  22. Querido amigo Eduardo: me quedo con estas tus propias palabras, Por que así te imagino en ese crudo invierno.

    "Ya llevo una década en esta parte de Estados Unidos, y a pesar de su duro invierno siempre la he considerado mi estación favorita, no sólo por su belleza sentimental sino también por su propensión inspirativa. Mis pensamientos ganan profundidad y mis escritos fecundidad. El contacto con el medio ambiente se intensifica, palanear la nieve deviene una suerte de deporte vital, un diálogo con la naturaleza"

    Gracias Ed por compartir tus vivencias. Eres un gran escritor!!

    Marco.

    ResponderEliminar
  23. Yolanda Jara Bejarano27 de marzo de 2015, 20:58

    Bravo Eduardo, eres un campeón, has ganado en tu lucha con la nieve.

    Vaya invierno que estás pasando amigo, quien iba a imaginar que íbamos a tener estas experiencias invernales verdad? ….. lo digo por todos los que estamos fuera de nuestra querida y cálida tierra, al menos yo.... ni lo soñaba.

    Aquí en Europa este invierno no fue tan inclemente como otros años, ¿por el cambio climático quizás?, o será que nos estamos ya acostumbrando a estos inviernos tan crudos de temperaturas de grados bajo cero.... sea lo que sea es una experiencia única.

    El invierno en Madrid nada comparable con el de New Hampshire tal como nos lo relatas, solo recuerdo que hace tres años tuvimos una nevada algo más de lo usual regresando del trabajo, por precaución y recomendación de la Guardia Civil se tuvo que dejar los coches a los lados de la carretera y volver a pie a las casas o en coches que si tenían cadenas en los neumáticos, al día siguiente todo volvió a la normalidad y pudimos ir a por los coches.

    De manera que ver nevar por estos lares, es toda una gozada…. ver caer los copos de nieve es un bello espectáculo y ver un manto blanco cubrirlo todo, es increíble.
    Pero el invierno que has tenido mi querido amigo, como bien dices ha sido brutal y por las imágenes que vemos, un poco mas y tu casa se convierte en iglú. Jejeje.

    Bueno, esperemos que pronto llegue la primavera y te dé el tiempo y la inspiración y el que el invierno te privó…..como dice la canción: la primavera, la sangre altera…jajaja).
    Gracias querido amigo, por compartir tan emocionante relato.

    Abrazos calurosos y cariñosos de admiración y respeto, para ti y tu linda familia.

    P.D.: Las imágenes están muy “chulas”. (bonitas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, gracias por escribir y compartir aspectos de tu propio invierno en Madrid y Europa. Han pasado algunas semanas desde que escribí/publiqué el relato, aquí (oficialmente) ya estamos en primavera, lentamente se va derritiendo la nieve y tímidamente el gras y el paisaje empiezan a mostrarse.

      Me alegra saber que te gustaron las ilustraciones!
      Un afectuoso abrazo, cariños para la familia,
      Eduardo

      Eliminar
  24. NARCISA VELEZ OLAZABAL14 de abril de 2015, 05:57

    HOLA EDUARDO:

    Qué emocionante tu relato, interesantísimo, muchas gracias por compartir una vez más con nosotros tus amigos que te queremos y apreciamos la frustración de una fecha importante en tu vida como es tu cumpleaños, debido a un fenómeno de la naturaleza, y que normalmente lo festejas juntándote con tus otras familias.

    Siempre me imaginé abundancia de nieve en el círculo polar Ártico, donde supongo hay una mínima población, pero nunca me imaginé que en el lugar que vives un gran centro poblado del hemisferio norte, haya llegado a 2.13 mts. de altura y que tengan todos los seres humanos de ese lugar dedicarse a crear un espacio todos los días para poder circular, y realizar sus tareas cotidianas de subsistencia como es el Trabajo!! Muy hermosa esta parte de tu relato:

    “UN MAPA NUEVO TRAZADO COMO RESULTADO DE LA LUCHA ENTRE EL HOMBRE Y LA NIEVE. ESTA QUE LO SEPULTA TODO Y AQUEL QUE ABRE ESPACIOS PARA CONTINUAR SU VIDA”

    “LA CIRCULACIÓN COTIDIANA QUEDA REDUCIDA A UN SISTEMA DE RECOVECOS, E INFINITOS RAMALES SE INTERCONECTAN DENTRO DE ESTE GRAN LABERINTO DE NIEVE".

    Con respecto a este tipo de fenómenos inusitados, la nieve por allá, y las altas temperaturas por acá, detengamos a pensar en el nacimiento de los movimientos ambientalistas en los años 90 que abogan por la protección del medio ambiente nacional y global y que se ocupan como temas de la protección del clima y de la biodiversidad y que persiguen cambios profundos en la sociedad industrial y que defienden como por ejemplo: La conservación de un gran parque nacional.

    QUE BUENO EDUARDITO! Qué el invierno sea tu estación favorita y la nieve sea tu fuente de inspiración, la verdad que yo con ese hielo me pongo a llorar jajaja, no me gustan los lugares frios, me encantan los lugares de clima cálidos. Siéntete contento sin cumple, con una estación que te encanta y gracias a ella con los bolsillos llenos de plata jajaja.

    Te mando un fuerte abrazo,
    TU AMIGA NARCISA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Narcisa, como siempre mi alegría por saber algo de ti, y mi gratitud por la atención que brindas a mis publicaciones. Me encanta saber (a través tuyo) que el invierno se fue pero me dejó los bolsillos llenos de plata. Jajaja, no me quejo, se trabajó bastante pero hubo un buen sobretiempo, o, como diría mi mamá Elsa: Se sufre pero se goza.

      Un abrazo querida mamá Narcisa.
      Cuídate,
      Eduardo

      Eliminar
  25. Johnny Albrichet Garcia16 de abril de 2015, 19:58

    Hola Eduardo, fabuloso relato y duras lecciones que nos permiten vencer a los obstaculos y adversidad que se nos presenta en el camino. Rescato muchas de tus frases que nos alientan para vencer muchas vicisitudes del trajin cotidiano.

    El tiempo como ha ido cambiando año tras año y ustedes lo estan viendo mas bruscamente. Fuerza Eduardo que nuestra base (50) esta hecha para "guerrear".

    Un fuerte abrazo.
    Cuidate,
    Johnny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johnny: Muchas lunas han pasado desde 1967, ese año empezamos juntos la primaria en la escuelita de San Isidro. Iniciamos una gran amistad también. Han pasado 48 años desde entonces. ¿El tiempo vuela verdad?

      Un abrazo hermano,
      Eduardo

      Eliminar