sábado, julio 20, 2013

Así Nació mi Barrio



ASI NACIÓ MI BARRIO

1959: Grupo de vecinos fundadores posan frente al
primer local comunal del Barrio Prolongación San Isidro
Alejandro y Elsa, mis padres, se casaron en Trujillo en 1955 y en esta misma ciudad nació Roger, el primero de sus ocho hijos. Luego mi papá viajó a Chimbote para probar fortuna con su oficio de panadero, y al poco tiempo mi mamá le dio el alcance. Durante los tres años siguientes vivieron en cuatro lugares diferentes en condición de inquilinos.

El último de estos lugares se ubicaba en la parte antigua del Barrio San Isidro. Estando aquí, un día, mi papá salió a la puerta de la calle y vio pasar gente cargando palos y esteras. Regresó en busca de mi mamá, y le dijo: “Parece que están invadiendo por acá cerca”. Era 1958 y para entonces ya tenían tres hijos.

Por aquellos tiempos San Isidro sólo comprendía la parte que empezaba en el pasaje Ramón Castilla, límite con el Barrio 12 de Octubre, y terminaba en la ex calle Sáenz Peña (hoy avenida Perú). Un total de tres cuadras con vista a la avenida Aviación, y cada una de ellas con dos manzanas de fondo. La avenida se llamaba así porque colindaba con el antiguo campo de aterrizaje que, posteriormente, devino en la Urbanización 21 de Abril. 

1958: Alejandro Quevedo Acosta habla en
Chimbote en un mitin de la Federación
Provincial de Barriadas
Una noche de aquel 1958 mi papá cargó sus palos y esteras y se unió al grupo invasor. Había cumplido treinta y cinco años de edad, era panadero, ávido lector, y seguidor de Haya de la Torre. La vida lo puso en este trance, y lo asumió con la misma tenacidad que lo acompañó durante toda su existencia. Junto a don Julio Guzmán González, un compañero de ideología, lideraron la invasión desde el principio hasta el final.

Las tierras invadidas se ubicaban a continuación de San Isidro, y pertenecían al comunero Miguel Grimaldo Huaraz Loli. A lo largo de varias semanas los invasores levantaron sus ranchos cinco veces, y sucesivamente fueron incendiados por la policía. La Comunidad Indígena de Chimbote y Coishco denunció penalmente a los líderes Guzmán y Quevedo ante el Juez Instructor Leoncio Valderrama Herrera por el delito de Usurpación y Daños. Los enjuiciados encargaron su defensa a un joven y brillante abogado que llegaba recién a Chimbote, y que terminó estableciéndose aquí a raíz de este emblemático caso. Su nombre, Cupertino Foronda Macedo.

Cada vez que los invasores eran desalojados, éstos se apostaban en el campo de aterrizaje, en actitud de espera. Entre tanto, por esos mismos tiempos, iban llegando también a este lugar las primeras familias fundadoras de la Urbanización 21 de Abril. Después del cuarto intento, la familia Huaraz cercó sus terrenos con alambre de púas y sembró maíz para desvirtuar el argumento de los invasores, según el cual, las tierras eran baldías y abandonadas.

Junto a los líderes Guzmán y Quevedo destacaron también los dirigentes
1959: Plaza Bolivar de Lima, frente al
Congreso  de la  República  del  Perú.
Exigen dación de la Ley de Barriadas:
Sara Sánchez, Dr. Cupertino Foronda  
Macedo, Julio  Guzmán  González  y   
Alejandro Quevedo Acosta
Carmela Cabrera de Rodríguez, Eugenia Guevara de Ugaz y Dagoberto Campos Reyes. Todos ellos planearon el quinto intento de invasión, lo pusieron en marcha, y esta vez ni la policía ni las alambradas pudieron detenerlos. La Comunidad Indígena de Chimbote y Coishco solicitó garantías al Ministerio de Trabajo y Asuntos Indígenas. Éste las brindó a través del Subprefecto Héctor “Manco” Valdivia. Es así como Guzmán y Quevedo fueron apresados y detenidos durante cuarenta y cinco días en la entonces cárcel central, ubicada cerca de la Plaza de Armas.

Los invasores resistieron. Los dirigentes del Barrio San Isidro “Viejo”, Manuel García Vidal y Anatolio Toledo Campos, apoyaron a sus pares del San Isidro “Nuevo” (llamado entonces Prolongación San Isidro). La Federación Provincial de Barriadas, cuyo presidente era justamente don Julio Guzmán González, movilizó a centenares de personas para enfrentar a la policía y exigir la libertad de los dos dirigentes presos. En Lima, Víctor Raúl Haya de la Torre y Ramiro Prialé Prialé coordinaban esfuerzos parlamentarios para aprobar una ley del congreso que solucione la situación de los barrios e invasiones en el país, y también facilitaban ayuda logística para las comisiones barriales enviadas desde Chimbote.

Mientras mi padre estuvo preso, mi madre caminaba todos los días desde San Isidro hasta la cárcel para llevarle su comida. Cargaba en brazos a mi hermana María, y en su vientre a mi hermano Fernando, quien nacería en marzo del año siguiente. El día número cuarenta y cinco de sus visitas, ella hizo el camino de vuelta a San Isidro acompañada de su esposo, quien acababa de ser liberado.

1959: Julio Guzmán González, Manuel García
Vidal, Dr. Cupertino Foronda Macedo, Sara 
Sánchezy  Alejandro Quevedo Acosta
Mi padre se encargó del plano del nuevo barrio. Con rigor métrico dibujó y organizó cada detalle. Sus únicas herramientas fueron lápiz, papel, una caña y una soga para establecer las medidas y distancias. La exactitud de cada una de sus manzanas da fe de su trabajo. Él determinó también los nombres de algunas calles, así por ejemplo, a la nuestra denominó Jirón Unión, en homenaje a la calle Unión de Trujillo donde vivió parte de su vida. 

Los planos del barrio fueron terminados el día 15 de Febrero de 1959, un día antes del nacimiento de Julio Víctor “Tobi” Rodríguez Cabrera, quien fue el segundo vecino nacido en el barrio. El primer bebé fue Luis “Cachema” Prieto Ángeles, nacido el 08 de Febrero de 1959. Y el tercero fue mi hermano Fernando, cuyo alumbramiento ocurrió el 25 de Marzo del mismo año.

El juicio penal fue abandonado por los comuneros luego de encontrarse en segunda instancia en la Corte Superior de Huaraz. Finalmente, en 1961 se expidió la Ley 13517 de Barrios Marginales que legalizó las invasiones a la propiedad pública y privada ocurridas hasta 1960. Esta norma estableció el compromiso público para entregar los títulos de propiedad y apoyar a la consolidación de las viviendas. 

En la parte inicial de este relato decíamos que San Isidro “Viejo” sólo comprendía
2011: Jirón Unión del Barrio San Isidro. Esquina
derecha, Flia. Quevedo. Esquina izquierda, Flia.
Guzmán   (Intersección con la avenida Aviación)
tres cuadras con vista a la avenida Aviación. Luego, como consecuencia de la invasión aquí reseñada, dos nuevas hileras  de cuatro cuadras cada una se adicionaron al barrio: las que empiezan en la avenida Perú y terminan en el jirón Unión, luego las que van hasta el jirón Huáscar, continúan las que terminan en la calle Leoncio Prado, y finalmente las que concluyen en la calle Benavides, límite mismo con el Pueblo Joven San Francisco de Asís.

Soy el quinto de ocho hermanos y nací en Prolongación San Isidro en 1960. Salí de Chimbote hace varias décadas, pero mis pasos vuelven siempre a la esquina de la avenida Aviación y el jirón Unión donde todo empezó. Hoy, San Isidro es un barrio moderno, con pistas, veredas y edificios de llamativos colores. Mi padre ya no está con nosotros. Mi madre continúa al mando de la casa. Cada vez que viajo a Chimbote visito a los antiguos vecinos, los escucho, y me llena de satisfacción la manera como recuerdan a mi papá.

Buscando información para escribir este relato visité al viejo abogado, escritor y luchador social, don Cupertino Foranda Macedo. Al final de una larga charla en su oficina frente al mar de Chimbote, le pregunté: ¿Cuál es su opinión personal de don Alejandro Quevedo Acosta?

Me respondió: “Fue constante en la lucha, consecuente con la clase que representaba, la gente confiaba en él. Fue magnífico. Fue promovido a la Federación. Elocuente oratoria, sencillo y sano. Era reconocido por dirigentes de otros barrios. Como persona, entregado a su hogar, sano, amigable, respetado y considerado. Su esposa Elsa fue su leal compañera”.

New Hampshire, USA
Julio, 2013

NOTA:
Si deseas dejar un comentario ten en cuenta lo siguiente: debajo del recuadro para los comentarios aparece una opción que dice “comentar como”. Acá sólo debes seleccionar la opción que dice “nombre” y en este recuadro escribe tu nombre (Deja el recuadro URL en blanco) Si todo esto te parece muy complicado, entonces escribe tu comentario en un e-mail y envíalo a: edquevedo@yahoo.com

Los comentarios van primero al Editor, antes de ser publicados.

RELACIÓN DE ALGUNOS DE LOS FUNDADORES DEL BARRIO PROLONGACIÓN SAN ISIDRO:

Julio Guzmán González & Dolores “Lola” Manrique La Madrid
Alejandro Quevedo Acosta & Elsa Serrano Rodríguez
Sofía Carmela Cabrera Chávez & Gonzalo Rodríguez
Eugenia Guevara de Ugaz & Augusto Ugaz Nuñez
Dagoberto Campos Reyes
Raúl Alcalde Linares & Juana Rodríguez Díaz
Isabel Rodríguez Díaz
Rosa Zavaleta
Rosa Marrú
Irene Vásquez 
José Lino Vargas Panduro & Angélica Morales
Etelvina Pérez Pinedo & Jacinto Acosta
Mariana Pérez Pinedo
Modesta Peláez Milla
Amador Maza Polo & Irene de Maza
Felipe Quezada & Juana Maza de Quezada
Luis Prieto González & Narcisa Ángeles
Eulalio Rafaile Lino
Juan Eufemio Cano Roque
Arminda Barreto Rafael
Alejandro Reyes Barreto & Elena Manrique de Reyes
Norma Rojas de La Peña & Jorge La Peña Cáceres
Avelina Bocanegra Aguilar & Andrés Pinedo
Juanita Caballero Cribillero
Amanda Flores de León
Teodoro Paredes
Catalina Paredes Acosta
Cirilo Paredes & Andreíta Pinedo
Wenceslao “Venchi” Castillo Corales
María Eliza Romero Cortez
Zósimo Espíritu Jara.


Nota: Estimado lector, si conoces de algún nombre que deba ser incluido en esta relación, por favor házmelo llegar a mi correo (edquevedo@yahoo.com) junto a una pequeña nota que fundamente tu pedido. Gracias. 

52 comentarios:

  1. BERNARDO CABELLOS SABINO20 de julio de 2013, 11:13

    Eduardo, excelente historia nos llena de alegría y nos da fuerzas para seguir en la brega por la vida. Los lideres de la gesta con tenacidad, perseverancia e inteligencia para ganar la batalla. Este articulo es un homenaje a todos aquellos hombres que lucharon por tan noble causa, la de dotar de un terreno para su familia. Gracias Ed, porque con tu maravilloso relato a muchos de nosotros nos hiciste recordar, parte de nuestra vida. Un fuerte abrazo amigo, Dios le permita a usted seguir con su producción literaria para el placer de sus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bernardo, tus palabras me llenan de emoción y alegría. Hemos compartido muchas jornadas democráticas, y compartimos también nuestra vena social.
      Un abrazo amigo,
      Eduardo

      Eliminar
  2. K bueno es saber que hay eduardo, que nunca se olvido de su pueblo. besos
    Zoila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zoila, bienvenida a Confesiones a un Árbol, saludos para tu hermano Raúl!
      Eduardo

      Eliminar
  3. Hola Eduardo, gracias por compartir la historia de nuestro barrio-hogar. Quienes llegamos al barrio, y quienes nacieron alli llevamos como nutriente emocional los sentimientos y sueños de sus fundadores. Un barrial abrazo, saludos a la familia.
    Segundo Cruz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Segundo, el Barrio San Isidro tiene demasiados pedazos nuestros como para olvidarlo. Cariños para tu madre, saludos para todos tus familiares que todavía viven en el barrio.
      Eduardo

      Eliminar
  4. Hola Eduardo, que bueno tener un buen investigador como tu de la historia de Chimbote, nuestro añorado pueblo, es grato leer el relato que haces de las vivencias de tu Padre como líder comunal y político, llevando adelante en sus tiempos el crecimiento de nuestra ciudad en las invasiones sanamente que después fueron legalizadas.

    Tienes una mente excelente que encaja muy bien tus investigaciones con el recuerdo de tu propia vivencia en los barrios donde creciste. Muy buen aporte a la Historia de nuestro querido pueblo, déjame decirte que me siento muy orgulloso de pertenecer a tu generación, algún día nos veremos y conversaremos algo de la historia de nuestro pueblo y espero que te sirva de aporte para un nuevo relato tuyo que lo haces maravillosamente bien.

    Felicitaciones y un fuerte abrazo a la distancia. ahhhhhh y espero que hayas disfrutado de unas excelentes vacaciones.
    Jhonny Sanchez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jhonny, es todo un privilegio el recibir tus comentarios. Los disfruto plenamente. Recuerdo tu casa en el Barrio El Progreso, y desde luego que también recuerdo los días en el Colegio San Pedro.

      Reencontrarnos sería macanudo!!
      Un abrazo hermano,
      Eduardo

      Eliminar
  5. Hermano...Nos has descrito con lujo y detalles todo el gran honor que tuvieron los vecinos y sobre todo nuestro padre para llevar a cabo la invasion del barrio donde nacimos...Esto nos motiva y nos da mas vibras para seguir amando a nuestro pueblo y recordarlo con orgullo...Nuestro padre fue un gran luchador y su ejemplo lo llevamos en el alma y corazon con mucho coraje.
    Saludos,
    MARY DE ALEMANIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Mary, gracias por escribir. Finalmente me saqué el clavo y escribí este relato que me ha andado rondando por casi medio siglo.
      Te quiere,
      Eduardo

      Eliminar
  6. FRECIA GONZALEZ FLORES20 de julio de 2013, 12:41

    HOLA EDUARDO, NO SABES CON CUANTA EMOCION HE LEIDO ESTA HISTORIA, LA RELATAS TAN VÍVIDAMENTE QUE HACES QUE LA HISTORIA DE TU VIDA Y LA DE TU FAMILIA, SEA TAN CERCANA A NOSOTROS. FAMILIAS PERUANAS DE LOS AÑOS 50, 60, 70 O 2013 QUE MAS DA, ES LA HISTORIA DE GENTE BUENA QUE SOLO BUSCA SALIR ADELANTE.

    LA IMAGEN DE TU PADRE, DE LOS DIRIGENTES Y DE ESA EXTINTA RAZA DE LUCHADORES SOCIALES COMO LO HA DEFINIDO EL DR. FORONDA, ES UNICA, YA NO HAY PERSONAS ASI, O SON MUY POCAS. ESA FUE LA FORMA DE HACER POLITICA NO COMO AHORA QUE TODO ES REPARIIJA Y CORRUPCION. TE HAS DE SENTIR ORGULLOSO DE TU FAMILIA Y DE TU HISTORIA.

    SALUDOS Y EL CARIÑO DE SIEMPRE PARA TI Y LOS TUYOS.
    FRECIA GONZALEZ FLORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Frecia, aprecio infinitamente tus palabras, gracias por tu generosidad. En otra nota: coincido plenamente contigo en tu caracterización que haces de la clase política peruana actual.

      Un abrazo querida amiga, cariños para tu pequeño Renato!
      Eduardo

      Eliminar
  7. Este emotivo relato recoge parte de nuestra historia chimbotana, de la lucha tenas de sus habitantes por consolidarse en una tierra , gracias por esta extraordinaria e enriquecedora entrega, Eduardo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan. Por favor dale mi saludo a la familia Guzmán que tienes dentro de tus parientes y que proceden del tronco llamado Julio Guzmán Gonzáles, personaje de este relato.
      Eduardo

      Eliminar
  8. Hola Eduardo: Cuanta nostalgia leer este relato escrito por la pluma exacta de tu recuerdo y memoria tan fantástica que tienes. Cuanta Alegria y Orgullo por mi Padre Alejandro Quevedo Acosta, lider combativo, buen padre y sobretodo digno de ejemplo por su pujanza, sencillez, humildad y muy reconocido en cualquier pequeño grupo al mas lleno por su locuacidad (ORATORIA) como se ve en la foto adjunta.

    Cuanta pena, por una madre -la nuestra- que embarazada caminaba a leguas tantas cuadras hacia el encuentro de su esposo en su lucha por la sobrevivencia -ella de joven era alegre- por eso estoy segura que no caminaba con esa pena que yo tengo ahora al leer este relato, sino lo hacia por esa lealtad y compañerismo a su esposo; sabia nuestra madre, privilegio de muy pocos esos lazos de unidad con quien compartió toda su vida hasta la muerte de éste último, privilegio y/o situaciones que ya no se ven en este mundo, donde se prefiere por la fácil separación.

    Ella, Elsa Serrano (mi madre) iba a la vez cargada una niña, mi hermana menor María (no aparezco en en esta historia... ja ja ja ). Pero en esta parte del relato reflexioné ¡cuanto peso en su vientre (gestaba a mi hermano menor Fernando), cuanto peso entre sus brazos y en el otro llevaba la vianda! Surge un recuerdo en mi cerebro..... si, recuerdo que una vez fui acompañando a mi madre quien llevaba la vianda de comida a mi padre, a la carcel, y por primera vez en mi indefensa infancia tuve miedo ver un policía (dije "malo", en mi inocencia) . Cuanta razón tuvo Dios de darme unos padres como los mios, ejemplo de muchas virtudes, valores y en especial por enseñarnos que no todo debe ser lo material sino como decía nuestro padre "lo que vale es lo que se lleva adentro: la justicia, la sencillez, la honradez, el trabajo, la sana disciplina".

    Me has hecho emocionar, llorar y no queda mas que SENTIR ORGULLO POR MIS DOS PADRES además recordar esa hidalguía, lealtad y unidad que forjaron los vecinos que mencionas que ayudaron a crear y fortalecer ese "nuevo" Barrio San Isidro donde yo tambien resido, en un pedazo de tierra dejado por nuestro padre.
    NellyQS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermana Nelly, me inclino ante tus palabras. Gracias.

      En relación al punto que haces mencionando el peso que mi mamá cargaba en sus visitas a la cárcel, te digo algo adicional que no quise incluir en el relato (porque quise que sea más histórico que dramático), pero que no tengo inconveniente en mencionar aquí: Desde niño mi mamá, siempre, me dijo que las terribles várices que padeció en sus piernas, aparecieron como consecuencia del peso durante aquellas caminatas.

      Dale un beso de mi parte.
      Te quiere,
      Eduardo

      Eliminar
  9. NARCISA VELEZ OLAZABAL20 de julio de 2013, 17:42

    HOLA EDUARDO:

    Hermoso y brillante relato digno de una gran escenificación, por la constancia, perseverancia y solidaridad de los participantes, me hace recordar a una gran película colombiana "LA ESTRATEGIA DEL CARACOL", ganadora de muchos "OSCARS” donde también los actores luchan por una vivienda propia.

    Estos acontecimientos suceden allá por los años 60, época de oro de Chimbote, donde se producen las grandes migraciones internas, y casi todas se dirigen a nuestro puerto por su gran riqueza ictiológica.

    Muy buena la estrategia de tu padre y las otras personas, para lograr una vivienda como corresponde a todos los seres humanos y la QUINTA INVASIÓN liderada también por mujeres donde no los sacaron más, estuvo GENIAL APLAUSOS!!!!

    A través de Policía y la Suprefectura veo un Estado que Discrimina, Vulnera, y Margina
    a sus ciudadanos, en vez de Planificar, Proyectar y Promover la participación de los mismos frente a sus necesidades vitales.

    En aquellos años hubo invasiones en todo Chimbote, mi querido Barrio La Libertad también fue una gran INVASION Y GRACIAS a sus dirigentes gente honesta y trabajadora, hoy es un lindo lugar.

    Felicitaciones por el Gran Lider y Arquitecto que fue tu padre el Sr. ALEJANDRO QUEVEDO y a todo el grupo de esas valientes personas que lo acompañaron en la gran construcción de tu querido Barrio SAN ISIDRO.

    Muchos saludos y un abrazo a la distancia de tu amiga:

    NARCISA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Narcisa, gracias por escribir. Aprecio tus palabras y siempre las espero con expectativa! Dale mis saludos a tu familia en Argentina, y te hago llegar mi recuerdo de tu barrio. Un día conversaremos sobre algunas anécdotas vividas en La Libertad.

      Un abrazo grande,
      Eduardo

      Eliminar
  10. Manuel Rios Mantilla20 de julio de 2013, 19:05

    Como siempre, tus artículos son motivadores llenos de recuerdos. Felicitaciones Eduardo.
    Manuel Rios

    ResponderEliminar
  11. Eduardo, un hermoso relato orgulloso de tener unos padres luchadores, hoy por hoy un hermoso barrio que te vio nacer y que te sientes orgulloso de ello y el barrio de tenerte como hijo.

    Saludos, Víctor Santana
    Tampa Florida USA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Víctor, un abrazo hermano. Gracias por escribir.
      Saludos por Tampa, Florida. Cariños para Huaral!!
      Eduardo

      Eliminar
  12. ESTIMADO EDDY,,,, QUIENES HEMOS VISITADO TU CASA EN CHIMBOTE Y TENIDO EL GUSTO DE CONOCER A TUS PADRES NOS SENTIMOS PARTE DE ESTA HISTORIA. NO HE VUELTO A VISITAR TU BARRIO DESDE LOS AÑOS NOVENTAS PERO SE QUE HA PROGRESADO BASTANTE,,,,, ME EMOCIONO VER LAS FOTOS DE LOS FUNDADORES,,,, TUS RELATOS SIEMPRE DEJAN LECCIONES DE HONOR Y DECENCIA.
    TU AMIGA TECHY TRUJILLO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Techy, aprecio tus palabras. Estoy seguro que la vida nos brindará la oportunidad se volver a reunirnos con los amigos de Trujillo, y a lo mejor hasta nos damos una vuelta por Chimbote. Saludos para Dominique!
      Eduardo

      Eliminar
  13. EDUARDO, ME ENCANTÓ TU ARTICULO Y TU PADRE UN HOMBRE CON MUCHA FUERZA Y TESÓN, UN LUCHADOR SOCIAL CON CONVICCIÓN, LA GENTE DE TU BARRIO TENDRÁN BUENOS RECUERDOS DE ÉL. Y TU MAMI, UNA GRAN MUJER FUERTE Y LUCHADORA TAMBIÉN. QUE HERMOSA FAMILIA LA TUYA¡¡¡¡Y ESO ES ENSEÑANZA DE TUS PADRES¡¡¡ABRAZOS¡¡¡¡¡
    TU AMIGA DE TODA LA VIDA,
    ANA BEATRIZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anita, gracias por escribir. Un cariñoso saludo para Don Pedro, tu padre, que la salud lo acompañe siempre, y cariños también para tu adorado nieto.
      Tu amigo de la chiquititud,
      Eduardo

      Eliminar
  14. Pedro Vásquez Ramirez20 de julio de 2013, 21:30

    Eduardo...gracias por tus lindas historias sobre mi barrio querido de San Isidro que tengo lindos recuerdos de mi infancia y hacia tu familia ..Te felicito y sigue a delante con tus historias que a uno lo conmueve a recordar como era el barrio de muchos años...Tu padre fue una persona que recordamos mucho y por todo lo que dio al barrio..Un fuerte abrazo a la distancia.
    Tu amigo y vecino: Pedro Vásquez Ramirez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Perico, muchas gracias por escribir. Tanto tu familia como la mia han sido bastante cercanas y compartido toda una vida ayudándonos unos a otros. Mi cariño y recuerdo para todos los tuyos!!
      Eduardo

      Eliminar
  15. Felicitaciones amigo Eduardo, nuestro barrio inolvidable de San Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Huguito. Éxitos en tu vida personal y profesional!
      Eduardo

      Eliminar
  16. Eduardo, tenemos vivencias, tenemos historia y que han dejado huellas del recuerdo, en esas epocas habian invasiones de terrenos por el gran momento de la pesca, siempre existiendo dirigentes como heroes que son lo mas sufridos, que eran maltratados fisicamente y sicologicamente, la consecuencia de estas luchas vecinal, han obtenido un terreno para la familia sagrada, debes tener orgullo de tu padre quien siempre ha velado por su familia junto con tu madre, quien tuvo que enfrentar a la vida con sus pequeños hijos y eso enorgullece a todos tus seguidores.

    Esperemos que estas enseñanzas tengan seguidores, tener unos padres luchadores, e hijos que emulan esos actos, lo cual ahora se esta perdiendo esa armonia familiar.
    Me despido y cuidate.
    Pedro Haro Diaz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Pedrito, un abrazo hermano. Mi recuerdo para tu viejo quien recientemente dejó este mundo. Agradezco tu amistad, gracias por acompañarnos en Confesiones a un Árbol!
      Eduardo

      Eliminar
  17. Bonita la historia de nuestro querido barrio. SAN ISIDRO.

    ResponderEliminar
  18. MARCO ANTONIO ARROYO BENITES22 de julio de 2013, 07:01

    Eduardo:
    Primero felicitarte por tu excelente artículo, haces que uno se identifique con la historia. Historia resaltada con datos, fechas y nombres que le dan a tu relato un valor certero y confiable. Resaltar la labor de tu padre, un Líder apoyado incondicionalmente por su esposa, que gozaba de la confianza de la gente. Que no paró hasta lograr el objetivo común. Me atrevo a pensar, y me imagino a tu padre leyendo tu artículo.

    No solamente no olvidas tus raíces o de donde vienes, sino que lo pregonas, lo registras en la historia, y regresas períodicamente a consolidar tu identidad.

    Eres un buen hijo Eduardo, buen vecino, buen amigo y buen escritor.
    Un abrazo de pelícano.
    Marco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marco, aprecio infinitamente tus palabras.
      Un abrazo grande para ti, que resuma nuestra amistad de toda la vida!!
      Eduardo

      Eliminar
  19. VICTOR RAÚL ARELLANO SALAZAR22 de julio de 2013, 07:04

    La historia de los pueblos la escriben los hombres y mujeres que los forman. La pujanza y el trabajo continuo en un país como el nuestro, no son suficientes para adquirir propiedades y la vivienda es una de las necesidades básicas que aún en la actualidad cuesta satisfacer, una familia modesta no puede acceder a ella y sin embargo le asiste el derecho.

    No hay anécdota, si vivencia: la realidad tal cual, el liderazgo aflora como las gotas de sudor que inundan los cuerpos tras largas jornadas, la organización es el punto de partida y el motivo que la propicia es la familia, el futuro de los hijos, el enclavarse en la tierra para tener un punto de apoyo y seguir en la brega.

    Pude visitar tu casa por el año 86 si la memoria no me falla, escuché tu relato sobre la historia del barrio y la presencia de don Anatolio Toledo de manera fugaz.

    Ahora entiendo con mayor solidez las razones que sellaron esta amistad, nada nos fue dado por azar o fortuna, mucho de lo que logramos fue gracias al esfuerzo de nuestros padres y por esos caminos enrumbamos los propios, seguimos con esa meta.

    Esta confesión es un homenaje a esos hombres y mujeres que marcaron el derrotero de un pueblo pero sobre todo es un exacto retrato literario de tenacidad, fortaleza, liderazgo y humanidad –como corresponde- de Alejandro Quevedo Acosta. Sé que para sus adentros tenía presente aquella máxima que expresa: las grandes causas no perecen por el miedo.
    Tu amigo Víctor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Víctor, como siempre, me inclino ante tus palabras. Efectivamente, fue el año 1986 cuando viajaste a Chimbote y visitaste mi casa.
      Un abrazo grande para un hombre grande!!
      Tu amigo Eduardo

      Eliminar
  20. Documento histórico que confirma la brillantez y el rigor con la que se manifiesta el escritor, bien vale la pena que estas prosas sean tomadas por los historiadores de nuestra ciudad, para su incorporación a las crónicas de como fue creciendo Chimbote.

    Algo personal sobre estos párrafos, conoci personalmente a don Alejandro Quevedo, a don Julio Guzman y a don Cupertino Foronda, curiosamente años después tuve el privilegio de conocer con sus hijos, Eduardo, Julio, Marialena, quienes siguen las huellas de sus padres, iluminando la evolución de nuestro amado puerto. Artículo hermoso y profundo, vocablos justos y merecidos, historia presente para no olvidar, autor lleno de sapiencia y candor. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rolando, aprecio tus palabras. Hoy es el primer cumpleaños de tu adorada Marisa, que la pequeña siga trayendo felicidad a la familia. Happy Birthday!!
      Eduardo

      Eliminar
  21. Lic. Pedro C. Foronda31 de julio de 2013, 19:18

    Estimado Eduardo Quevedo: El que te escribe es el cuarto hijo del Dr. Cupertino Foronda Macedo, mi nombre es Pedro Cupertino Foronda Farro, me llena de satisfacción la inspiración y la forma como nos relatas la lucha que tuvieron que hacer los pobladores de Chimbote por tener un lugar digno para vivir, efectivamente mi Padre ha sido un luchador social y entregó sus mejores años en la búsqueda de algo mejor para nuestra sociedad y las personas que la conforman; aparte que fue el instrumento jurídico para que se materializara y legitimara los derechos de los pobladores de nuestro puerto. El también padeció persecución y privación de su libertad en múltiples ocasiones por la búsqueda de sus ideales de Justicia, me emocionan las fotografías que agregas a tu semblanza, por que en la familia Foronda nos las tenemos. La mayoría de sus hijos del Dr. Cupertino Foronda Macedo, vivimos en México, aquí cursamos nuestros estudios universitarios, y ahora ejercemos en consecuencia en este país, sin olvidarnos por supuesto de nuestras raíces, ni de nuestro querido Chimbote; soy Abogado igual que mi Padre, y demás esta decir que somos consecuentes con sus ideales y pensamientos que nos supo inculcar desde niños: así que aún en otras latitudes somos congruentes en nuestro actuar y sensibilidad social que debemos tener. Te felicito por esta iniciativa de narrarnos parte de la historia de como se formó nuestro Puerto, y quedo a tus órdenes, con el deseo de que algún momento de nuestras vidas nos podamos encontrar, así como lo hicieron nuestros Padres.

    Mi correo electrónico pcforonda@hotmail.com, Dirección: Santander No. 2230,Colonia Santa Mónica Alcalde, Guadalajara, Jalisco MEXICO. LIC. PEDRO CUPERTINO FORONDA FARRO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, gracias por escribir y por dejarme tus datos, me voy a comunicar contigo internamente. Indudablemente que tu padre, Don Cupertino Foronda es un hombre de bien cuya biografía fue consagrada a las luchas democráticas y sociales. Es una persona por la que guardo respeto y admiración.

      Estamos en contacto. Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  22. ROLAND ESPIRITU AGUIRRE1 de agosto de 2013, 06:21

    HEY EDUARDO, LEI CON MUCHA NOSTALGIA TU RELATO, DE AQUELLOS MOMENTOS VIVIDOS POR NUESTROS PADRES Y ANTECESORES NUESTROS QUIENES ARRIESGANDO SU LIBERTAD EXPUSIERON SU VIDA Y DE SU FAMILIA COMO EL CASO DE TU FINADO PADRE, UN LUCHADOR SOCIAL QUE SUPO GUIAR A UN PUÑADO DE PERSONAS AVIDAS DE CONSEGUIR UN PEDAZO DE TERRENO EN DONDE VIVIR, ES POR ESO QUE AGRADESCO A TODAS LAS PERSONAS QUE HICIERON POSIBLE LA FUNDACION Y CREACCION DE BARRIO DE "SAN ISIDRO" BARRIO EN DONDE NACI UN 27 DE SETIEMBRE DEL 1963, ASI MISMO A TU FINADO PADRE ALEJANDRO QUEVEDO ACOSTA DIRIGENTE BARRIAL QUE SUPO GANARSE EL RESPETO Y RECONOCIMIENTO DE SUS VECINOS; AL Dr. CUPERTINO FORONDA MACEDO, QUIEN TUVO QUE ASUMIR LA DEFENSA LEGAL DE LOS DIRIGENTES DE AQUEL ENTONCES; A MI ABUELO ZOSIMO ESPIRITU JARA; Y A MIS QUERIDOS PADRES DON PEDRO ESPIRITU ARTEAGA Y ESPERANZA AGUIRRE CERNA, FUNDADORES Y PRIMEROS MORADORES QUE TOMARON POSECION EN LA AV. AVIACION FRENTE A LA IGLESIA "SAN FRANCISCO DE ASIS" ACTUAL DOMICILIO DE MI TIO HERNANDO ESPIRITU ARTEAGA (a) "CHAQUETA", QUIENES FORMARON PARTE DE ESTE RELATO ANECDOTICO. ESPERANDO LA INCLUSION DE MIS FAMILIARES A TU LARGA LISTA DE VECINOS FUNDADORES DEL BARRIO MI ESTIMADO AMIGO EDUARDO.

    ME DESPIDO CORDIALMENTE.-ROLAND ESPIRITU AGUIRRE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Roland, gracias por escribir y aportar datos adicionales a este relato. En relación a los nombres de la parte final de tu comentario, te escribiré internamente para coordinarlo.

      Saludos para mi querido vecino "Chaqueta". Un abrazo grande para ti!
      Eduardo

      Eliminar
    2. ROLAND ESPIRITU AGUIRRE9 de agosto de 2013, 06:17

      Hola Eduardo, gracias por publicar mi comentario y agradecerte por la oportunidad que me das para acotar algo de la presencia de mi familia en la fundación del barrio San Isidro:

      1. El año 57 mí abuelo Zósimo Espíritu Jara, vivía junto a sus hijos, en casa de su prima Rosa Castro Jara, en la Av. José Gálvez 8va cdra., esquina con el Jr. Fco Pizarro, tienda de abarrotes “Castro” de mi tío Alejandro Castro Jara, frente al Cenecape Bello Horizonte.

      2. El año 58, mi padre Pedro Espíritu Arteaga y mi madre doña Esperanza Aguirre Cerna de Espíritu, tuvieron 26 años de edad, siendo su primera hija Yolanda Espíritu Aguirre nacida en SET. Del 58, mi padre en aquel entonces ya trabajaba en la empresa SOGESA hoy SiderPerú.

      3. Mi abuelo, alertado por la invasión de los terrenos decide formar parte de este valiente grupo de invasores encabezados por los vecinos Alejandro Quevedo Acosta, Julio Guzmán González, Sofía Carmela Cabrera Chávez y Gonzalo Rodríguez (estos últimos compadres de mi abuelo) entre otros ilustres vecinos.

      4. Ahora, como sabrás Eduardo, los antiguos dirigentes del barrio tomaron posición de los primeros lotes de la actual Av. Aviación entre ellos los vecino Lino Vargas Panduro, Eugenia Guevara de Ugaz, Sofía Carmela Cabrera Chávez y Gonzalo Rodríguez, Modesta Peláez Milla, Luis Prieto González, Julio Guzmán González, Alejandro Quevedo Acosta, Raúl Alcalde Linares y Juana Rodríguez Díaz, Isabel Rodríguez Díaz, Rosa Zavaleta, Rosa Marrú, Irene Vásquez entre otros vecinos; es por ello que a mi abuelo Zósimo Espíritu le asignaron su lote frente a la actual iglesia San Fco. de Asís, pero el año 1,961 mi abuelo traspasó la mitad de su lote de terreno a don Mariano DONGO, un policía de la ex Guardia Civil, casado con doña Esther QUIÑONEZ, padres de los hnos. Nancy, Enrique, James Dick, Fredy y Walter Mariano Dongo Quiñonez; en consecuencia la familia Dongo Quiñonez habría adquirido la mitad del lote de terreno de propiedad de mi finado abuelo, y la otra mitad quedo en posesión y herencia de mis tíos Hernando Pedro Espíritu Arteaga (a) “Chaqueta” y mi tía Bertha Humbelina Espíritu Arteaga radicada actualmente en Ica.

      5. Por su parte a mis padres le asignaron el lote signado en el Jr. Manco Cápac 530 frente a la casa de mis vecinos Cirilo Paredes & Andrea Pinedo, Norma Rojas de La Peña & Jorge La Peña Cáceres, vecinos contemporáneos de mi padre con quienes compartió labores en la empresa siderúrgica.

      6. De otro lado, debo manifestarte que recuerdo los pesares de mi viejo estaba cansado de ser secretario general del barrio por tanto tiempo, ya que asumió la dirigencia desde el año 80 hasta el 90 en que gracias a tu apoyo mi querido viejo tuvo que dejar relevandose con el vecino Filemón GONZALES, Al final como tú dices mi viejo quedo contento y satisfecho por la labor encomendada por el pueblo, siendo uno de sus mejores logros el haber traído la electrificación para el barrio, así como el agua y desagüe.

      7. Finalmente Eduardo, espero que esta corta reseña histórica te haya servido de algo y oportunamente sabrás valorar las pruebas de mis ancestros é incluir a mis familiares en tu larga lista de vecinos ilustres que formaron parte de los primeros moradores del barrio de San Isidro. Me despido de ti Eduardo con un fuerte abrazo a la distancia.-Roland Espíritu Aguirre. Lima Perú.

      Eliminar
    3. Hey Roland, hechas las consultas en Chimbote he obtenido confirmación en cuanto a tu abuelo Zósimo Espíritu Jara. Él, efectivamente, perteneció al primer grupo de fundadores del barrio Prolongación San Isidro en 1958. Razón por la cual he procedido a incluir su nombre en el anexo que acompaña al presente relato.

      Prometo continuar viendo lo relacionado a tus padres.

      Guardo mucho respeto y cariño por tu finado padre. Yo dirigí las elecciones para la nueva Junta directiva del barrio, después de tu papá fue elegido secretario general el vecino Evaristo Silva La Torre.

      Un abrazo hermano,
      Eduardo

      Eliminar
  23. FAVOR,DESEO QUE ME AMPLIEN LA BIOGRAFIA E HISTORIA SINDICAL DE LA DIRIGENTE EUGENIA GUEVARA DE UGAZ, UNA DE LAS FUNDADORAS DEL BARRIO SAN ISIDRO DE CHIMBOTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado(a) lector(a), mucho le agradeceré incluir su nombre. En cuanto a su pedido siento indicarle que no tenemos la información solicitada, pero sí estoy interesado en el tema. Si gusta me puede contactar a mi correo: edquevedo@yahoo.com
      Eduardo

      Eliminar
  24. Luisa Guzmán de Bazán1 de enero de 2015, 15:47

    GRATITUD DEFERENTE

    Entre el 31/12/14 y el 01/01/15, va mi deferente gratitud al Lic. Eduardo Quevedo Serrano, por la difusión de una fotografía inédita de mi padre Julio Guzmán Gonzales; Gestor y Presidente de la 1° Federación Provincial de Barriadas del Santa, como instrumento legal, para los posesionarios de terrenos, para vivienda única. Como no recordar mi primera tristeza y llanto de impotencia por que nuestros padres , fueron detenidos por luchar por la justicia.

    Luisa Guzmán de Bazán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Eduardo, mandé el escrito sobre "Gratitud deferente" por encargo de mi mamá Luisa Guzmán Manrique. Saludos y muchas gracias por la foto que está en un lugar especial de la casa. Feliz año

      Rosario

      Eliminar
    2. Muchas gracias a Luisa y también a Rosario por sus palabras, las aprecio tremendamente. Va mi cariñoso saludo para toda la familia Guzmán. Feliz Año Nuevo. Abrazos & Bendiciones!!
      Eduardo

      Eliminar
  25. Hola! Acabo de leer esta historia con mucha curiosidad, pues mi abuelo me contó que conoció, en tiempos de Odría, a un colega suyo, de pensamiento aprista, que estaba por ser fusilado por órdenes de Esparza Zañartu. A riesgo de su propia integridad -y siendo él socialista y sanmarquino- mi abuelo discutió con Esparza zañartu por la vida de aquel hombre de quien se había hecho amigo en cautiverio y que estaba a punto de morir. Sorprendentemente, Esparza Zañartu les perdonó la vida a ambos aquel día. Eso debe haber sucedido a mediados de los años 50. Mi abuelo era José Luis Calvo Cardeña, conocido como el doctor Pepe Calvo. El hombre a quien le salvó la vida aquel día, lo recuerdo bien, se llamaba Cupertino Foronda. Por eso escribo hoy en este blog. Alguna vez, hace algunos años, encontré un teléfono suyo en Chimbote, me parece, y se lo di a mi abuelo, que vivía en Vancouver, a ver si podían reencontrarse o, al menos, retomar comunicación después de 60 años. Creo que no hubo suerte. Si alguien me puede decir qué fue del doctor Foronda, se lo agradecería muchísimo. Mi abuelo estaría absolutamente feliz de ver que el esfuerzo de aquel día fue por una gran razón. Muchas gracias. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Ricardo, lamento comunicarte que el Dr. Cupertino Foronda Macedo falleció el pasado mes de febrero del año 2014.

      Te agradecemos por escribir y compartir tan interesante historia.
      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar