sábado, noviembre 23, 2013

El Eje Chimbote - Londres - New Hampshire


EL EJE CHIMBOTE - LONDRES - NEW HAMPSHIRE

Eduardo, 1994. Aeropuerto Internacional 
Jorge Chávez. Lima, Perú
Año tras año subo y bajo de aviones que cruzan océanos azules y nostalgias variopintas. Tantas veces he partido y he arribado a los aeropuertos Jorge Chávez, Heathrow y Logan que, en forma natural se ha establecido en mi vida el eje Chimbote, Londres, New Hampshire como una trilogía a la que amo sin celos ni sentimientos de culpa. 

Cada uno de estos lugares tiene un significado especial y corresponden a una etapa definida de mi existencia: Chimbote es la cuna y la primavera de mi vida, Londres es la etapa intermedia de la madurez, y New Hampshire es el otoño sereno de la reflexión.

En Chimbote está la casa donde abrí los ojos por primera vez y mi padre cerró los suyos por última vez. Está el mar cuyo oleaje arrulló las noches de mi niñez. También el viejo Estadio donde grité a todo pulmón los goles del José Gálvez FBC. Todavía reverbera el eco de las canciones de Los Rumbaney’s que hicieron de Chimbote una potencia musical. Y en cada rincón pervive el recuerdo del terremoto de 1970, cuyos cuarenta y cinco segundos de duración hizo hombres a los niños de mi generación.

Hace un par de décadas, cuando tomé el primer avión con destino a Londres, mi bola de cristal no me anunció que en tierras británicas nuevos amores aguardaban por mí. Entre los goles del Chelsea y el Arsenal, las estaciones del metro de Baker Street y Notting Hill Gate, las cosas cotidianas del día y la emocionante vida multicultural de la ciudad, sin darme cuenta, se me fue trepando el cariño por esta gran ciudad.

Eduardo, 2013. Big Ben, Londres, Inglaterra
Y este cariño devino entrañable cuando en Londres conocí a mi esposa y también nacería aquí mi única hija. La llegada al mundo de un hijo genera tantos lazos pequeños y grandes con la tierra natal, que no tardé en darme cuenta que mi corazón se había encadenado sin remedio a la capital inglesa. 

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, dice la canción de Rubén Blades. Y un buen día del 2003 resulté mudándome a New Hampshire, USA. Tenía entonces cuarenta y dos años de edad y ya no estaba para experimentos, pero mi esposa tuvo dos buenas razones: Ella, después de vivir tres lustros en Europa quiso regresar a New Hampshire, su tierra natal, y quiso también que nuestra hija crezca en los parajes idílicos del noreste norteamericano.

Si Londres me sedujo con la belleza perfectista de sus parques, alamedas y jardines, New Hampshire me conquistó con la exuberancia natural de su flora y fauna, el carnaval de su vida silvestre, la explosión de sus ríos y riachuelos, y un clima dividido a hachazo limpio, cual dramática interpretación de Las Cuatro Estaciones de Vivaldi.

Año tras año en New Hampshire, mientras limpio la maleza de los jardines durante la primavera, soporto el calor abrazador del verano, rastrillo las hojas secas del otoño, y palaneo la nieve del invierno, veo crecer a mi hija, llenarse de canas a mi esposa, y yo voy perdiendo el poco pelo que aún me queda.

Cada vez que trepo a un avión, una parte mía sabe que más que en las manos del piloto estoy en las manos del Creador. Al final de cuentas los aviones son sólo naves de aluminio suspendidas en el aire cual cometas de papel. A treinta mil pies de altura surge el apremio por conversar con Dios, e inevitable también mi mente se desliza a través del Eje Chimbote, Londres, New Hampshire. 

Antigua Plazuela 28 de Julio (Hoy Plaza Grau)
Foto: Cortesía de Fernando Bazán Blas
Chimbote será siempre algo especial para mí. A pesar de la frustración que me causan sus contrastes: gente de lo mejor con autoridades de deplorable nivel, más progreso material y también más inseguridad, lo cierto es que mi vínculo con este puerto del Pacífico Sur es inquebrantable.

Alguna vez dije que mi relación con Chimbote tiene algo de esos amores dolorosos que traen desazón a nuestras vidas, y sin embargo no podemos dejar de amar. Les decimos adiós una y otra vez, pero terminamos volviendo por que no podemos vivir sin ellas. Así es mi amor por Chimbote.

¿Y cuál es mi lugar favorito de la ciudad? No tengo duda que es la Plazuela 28 de Julio (hoy Plaza Grau). La conexión es emotiva. Durante mi niñez a diario visité este lugar con mi cajón de lustrabotas. Aquí asumí a Grau como mi héroe favorito. En sus bancas dialogué con adultos que leían periódicos de calidad y conversaban sobre temas sociales. En las mismas bancas vi sentadas a chicas vestidas con faldas o vestidos, y empecé a interesarme por sus rodillas. 

Ya he dicho que fue mi esposa la fuerza detrás de la mudanza a New Hampshire. Una década más tarde puedo sentir sus dudas acerca del traslado. No lo ha admitido con todas sus letras, pero sé que anhela volver a Londres. La primera vez que me lo insinuó, “¡ni de a vainas!”, le respondí. A lo mejor yo también quiero lo mismo, pero estoy cansado de mudanzas. La última palabra no está dicha, y lo que tenga que pasar, pasará. 

Río Salmón. Rollinsford, New Hampshire, USA
Quién sabe a dónde irán a parar mis huesos al final. Entretanto seguiré viajando. Mi hija cuenta con tres pasaportes: uno por su padre, otro por su madre, y otro por su propia tierra natal. Estoy seguro que ella heredará la pasión por los viajes y continuará volando por el mundo. “¡Alas y buen viento!”, siempre será mi mensaje. 

Hoy caminé las dos cuadras que separan mi casa del río Salmón, y me senté en una banca solitaria. Sin prisa esperé por el final de la tarde. Pensé en Chimbote, Londres y New Hampshire y los sentí como a un eje que ha conectado mi vida. Reflexioné en los viajes, las mudanzas y tantas otras cosas. Y volví a casa con estas ideas dándome vueltas en la cabeza.

... Luego, empecé a escribirlas con el deseo de verlas publicadas antes del 27 de Noviembre, fecha en que cumplo cincuenta y tres años de edad. 

New Hampshire, USA
Noviembre, 2013

NOTA:
Si deseas dejar un comentario ten en cuenta lo siguiente: debajo del recuadro para los comentarios aparece una opción que dice “comentar como”. Acá sólo debes seleccionar la opción que dice “nombre” y en este recuadro escribe tu nombre (Deja el recuadro URL en blanco) Si todo esto te parece muy complicado, entonces escribe tu comentario en un e-mail y envíalo a: edquevedo@yahoo.com

Los comentarios van primero al Editor, antes de ser publicados.

60 comentarios:

  1. Pedro Wilfredo Haro Diaz23 de noviembre de 2013, 09:10

    Hola Eduardo que buen sentimiento en tus relato de vivencias, tu sabes que cuando uno nace al abrir los ojos queda pendiente los recuerdos que queda alrededor de tus queridos padres, hermanos, familiares, amistades y lo mas importante el lugar que uno ha nacido, que quedarà una huella imborrable hasta el final de nuestros dias, el motivo es porque al caminar, luego correr, jugar y convivir, seràn las calles del barrio, el campo de juego , las chacras; al estar en edad de infancia comienza a saber la ciudad que uno ha nacido, ahi es el cariño mas profundo que se tiene nuestro terruño, al pasar los años despues de una juventud al estar unida con la familia, viene el adulto que se busca el progreso con trabajo, al tener familia, es un reto que se tiene que vencer, con la mìstica de guia de nuestro padres.

    Al viajar a esas ciudades son experiencias que se tiene en coexistir con nuestra familia, pero al tener hijos adultos vuelve el ciclo de nuestro ambiente que hemos tenido, que van buscar destinos abierto pero con una lìnea trazada familiar que se ha tenido.

    En tu comentario pones el nombre de "la vida te da sorpresa", es bonita, pero espero que escuches solo 2 canciones  que son el vals "El provinciano" cantado por Luis Abanto Morales y "Todos vuelven" de Cèsar Mirò y cantado por los Morochucos, eran los himnos de mi querido Padre Leonardo.

    Me despido y a seguir estos relatos que son maravillosos, la verdad que es una envidia sana y sagrada que ves fùtbol Inglès, sigue disfrutando con esos viajes de aviones que a mi persona, no pasa nada.
    Saludos y cuidate
    Pedro Haro Diaz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedrito, muchas gracias por las reflexiones que nos alcanzas, estoy seguro que no sólo yo, sino también los lectores de Confesiones a un Árbol las apreciarán.

      Un abrazo grande,
      Eduardo

      Eliminar
  2. Eduardo... hermano, gracias por compartir tus historias de los lugares donde vivistes, donde aparte recuerdas a nuestro Chimbote como la cuna y la primavera de tu vida, eres con orgullo un chimbotano de corazón que nos deleitas con tus vivencias recorridas a lo largo de la vida... Espero este 27 de Noviembre tengas un bonito cumpleaños!!

    Tu hermana que te quiere... Mary de Alemania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary, muchas gracias. Saludos para la familia por Alemania.
      Te quiere,
      Eduardo

      Eliminar
  3. Interesante testimonio de una vida rica en experiencias y sentimientos. Eduardo, un fuerte abrazo para ti y saludos afectuosos para tu familia.
    Fidel Diestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fidel. Un abrazo grande para ti, saludos para los amigos del barrio!
      Eduardo

      Eliminar
  4. Gracias por compartir tus vivencias, en verdad muy conmovedor tus sentimientos por nuestro querido Chimbote. Es cierto que vivimos una situación deplorable por las autoridades de turno, pero eso no impide que amemos a nuestro querido Puerto. Un día esto cambiará y Chimbote será Grande. Muchas felicidades Eduardo Quevedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lida, bienvenida a Confesiones a un Árbol. Muchas gracias por escribir, comparto tus palabras.
      Un cordial abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  5. Personal -y singular- testimonio. El escritor dialoga con Eduardo Quevedo y nos obsequia dichas prosas, por estas nos enteramos que tres ciudades han marcado su alma, Chimbote su genésis, Londres su realización, New Hampshire su presente y felicidad familiar.

    Seguro estoy, que cuando ese infante trabajaba en la Plaza 28 de Julio, jamás imaginó que sus pasos descalzos, viajarían tanto, pero sabido es, que el hombre propone y el Altísimo dispone, son normas de vida.

    Querido Ed, no te preocupes donde "irán a parar" tus huesos, lo importante es que tus textos, cargados de emoción, de transparencia y honestidad, serán leídos en todos los lugares, porque para tu talento no existen fronteras.

    Un gran abrazo.
    Rolando Lucio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rolando, aprecio tus palabras. Saludos por Barcelona para las amistades. Cariños para la familia. Besos para los pequeños Alexander y Marisa.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  6. Querido Eduardo, si por algun lado de "Confesiones a Un Arbol" dije que algún relato me gustaba mas que otro; ahora me retracto y digo tajantemente ESTE ME GUSTA MUCHO MAS QUE TODOS!! pocas son las razones pero sé escudriñar el pensamiento conectado al alma de los demas, y es que con este relato antes de cumplir muy pronto tus 53 años te siento vivamente maduro, reflexivamente vinculado a Dios que es el unico que determina nuestras vidas y si te das cuenta, has reflexionado y escrito con el pensamiento del creador del universo.

    Me gustó este relato porque es: exquisito, tierno y evocador, tiene un sentimiento de pureza de alma y está escrito con la voz que grita desde su interior y sobretodo, si lo vuelves a leer, tiene expresiones mas de Dios que de TI, dicen que las palabras escritas por el hombre que es noble están esbozadas por dueño real de nuestras vidas, actos y decisiones.

    Te felicito cuando tocas a tu hija al decir “¡Alas y buen viento!”, porque es cierto los hijos cuando se van poniendo grandes ya no son de nosotros, son de la vida y solos deben volar.

    Con respecto a donde iran al final tus huesos - solo decirte- "El me dará asilo en su cabaña en día de desgracia..." (Salmos 27:5) . Sigue escribiendo bajo este estilo mas reflexivo y reposado y te harás grande por tus enseñanzas "escondidas" en su tenor y asi nadie te ensalze, pero quien te lea, estoy segura, sacará a luz la profundidad del ejemplo escrito para sus vidas.
    NellyQS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nelly, muchas gracias por tus palabras, las aprecio inmensamente, atesoro todo lo que viene de ti y las guardo cerca de mi cabecera.
      Te quiere,
      Eduardo

      Eliminar
  7. NARCISA VELEZ OLAZABAL23 de noviembre de 2013, 11:18

    Hola Eduardo :
    Extraordinario, impactatante relato, afloración de vivencias del pasado, el presente y tus grandes deseos en el futuro, en una gran empresa como es el núcleo familiar, "Tu vida una poesía en prosa" como siempre con la misma sinceridad, claridad y belleza que te caracteriza en todas tus obras!!!!!

    En realidad cuando nos ponemos a pensar y mirar hacia atrás, siempre vamos a sentir pena , nostalgia, melancolía ,por el lugar que dejamos, con todo lo que ello encierra, porque hacemos las cosas llevadas por el ímpetu de salir, con el deseo de conocer , de crecer, progresar y la tomamos como una aventura, sin pensar en lo que va a sobrevenir , la toma de conciencia del hecho viene con el tiempo, con los años y tiene un nombre " DESARRAIGO".

    Este desarraigo también es originado por las malas políticas de los gobernantes de nuestros países, pues debemos recordar que nosotros salimos casi expulsados en plena crisis por el neoliberalismo, momentos de congelación de sueldos, precios exhorbitantes de alimentos, falta de oportunidades laborales ,etc.etc. y también pensemos que en el mundo hay millones y millones de migrantes anualmente, y cada uno con una historia de vida, debajo el brazo.

    Vayamos hacia lo más positivo y reflexionemos: Te enamoraste de una gran MUJER, formaste una GRAN FAMILIA, tuviste una
    LINDA HIJA, conociste e incorporaste otra Cultura a tu Vida, te incorporaste otro IDIOMA, te agregaste otra ESTRUCTURA GRAMATICAL. JAJAJA. y etc, etc , lógicamente que se PIERDE y se GANA.
    Nuestro origen queda allí indeleble, porque fue lo primero que mamamos, luego nos vamos encariñando con los lugares que nos acogieron y como tu mismo lo dices :

    "ALGUNA VEZ DIJE: QUE MI RELACIÓN CON CHIMBOTE ES COMO ESOS AMORES DOLOROSOS QUE TRAEN DESAZÓN A NUESTRAS VIDAS, PERO QUE SIN EMBARGO, NO PODEMOS DEJAR DE AMAR PAREJAS A QUIENES UNA Y OTRA VEZ DECIMOS ADIOS, PERO TERMINAMOS REGRESANDO, PORQUE NO PODEMOS VIVIR SIN ELLAS. ASÍ ES MI AMOR POR CHIMBOTE" Hermosa reflexión!!!!

    Espero que con todo lo vivido , sepas orientarte y encuentres el mejor camino hacia la felicidad y armonía de tu "HERMOSA FAMILIA".
    Un Abrazo HIJO!!!!

    Tu amiga:
    NARCISA VELEZ OLAZABAL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Narcisa, siempre espero tus comentarios con expectativa, y cuando llegan los leo con deleite! ¿Qué te digo? sólo que te estimo y admiro tremendamente.

      Muchas gracias por esta amistad que se va llenando no sólo de años, sino de décadas... Y gracias por el parentesco que el cariño nos ha ofrecido!!

      Tu hijo,
      Eduardo

      Eliminar
  8. Willy Martínez Loyola23 de noviembre de 2013, 12:33

    Esa triangulacion de ciudades que marcan la historia de tu vida es Bonita amigo. Hay una salsa tambien de Ruben Blades que el original es vals y le pertenece al Peruano César Miró "Todos Vuelven" tema que te cae de perilla. Por que siempre nos jala el terruño que nos vió nacer. Chimbote requiere de todos sus hijos para salir adelante. Para que agarren las riendas de gobernar bien nuestra ciudad.

    Muy hermozo tu relato Eduardo. Un Abrazo.
    Willy Martínez Loyola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Willy, comparto tu preocupación por Chimbote y hago votos porque entre las nuevas generaciones de profesionales y hombres de bien saldrá la gente que nuestra ciudad necesita.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  9. MARCO ANTONIO ARROYO BENITES23 de noviembre de 2013, 12:49

    Interesante Tour de vida mi querido Ed. Más interesante aún que recuerdas cada detalle, lo vivas como si fuera el momento mismo, y que lo registres en la historia.

    Recuerdo que desde el colegio ya escribías bien e hiciste gala de buena memoria. Hoy me gusta la madurez con la que escribes sin perder tu originalidad. Leerte es un placer y una invitación a reflexionar sobre mi propio Tour de vida.

    Nadie se va en la víspera, así que no te preocupes por este detalle.

    Gracias por tomarte tu tiempo en escribir y compartirlo con nosotros para nuestro deleite!!

    Un abrazo de pelícano.

    Marco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marquito, un abrazo hermano. Gracias por tu amistad de todos estos años ¿... cuántos años? Cuarenta años de amistad!

      Gracias por tus palabras también!
      Eduardo

      Eliminar
  10. BELLAS VIVENCIAS DE LOS QUE ALGUNA VEZ SALIMOS DE NUESTRA TIERRA SIN SABER DONDE TERMINAREMOS FINALMENTE,COMO TU LO DIJISTE NO ESTA DICHA LA ULTIMA PALABRA,PERO ANTES QUE TE MUDES TENDRE QUE CONOCER TU HERMOZA FAMILIA QUERIDO AMIGO. ME ENCANTO TU RELATO ,LLENO DE ESE SENTIMIENTO TAN BONITO ,TAN MADURO ,PERO LLENO DE ALEGRIA POR TODO LO HERMOZO QUE TE BRINDO LA VIDA.
    UN ABRAZO AMIGO.
    CHACA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chaca, guardo la esperanza que pronto nos volvamos a encontrar, sea en New Hampshire, New York, on en cancha neutral (y más natural): Chimbote!
      Tu amigo,
      Chato

      Eliminar
  11. ALICIA CASTILLO DE SIRVAS23 de noviembre de 2013, 13:58

    AMIGO PUSE MI COMENTARIO, NO SE SI LLEGARA SOLO SE QUE CADA DÍA ESCRIBES MEJOR fELICITACIONES, ESPERAMOS CON ANSIAS TUS PRÓXIMAS PUBLICACIONES Y ADELANTO MI SALUDO POR TU CUMPLEAÑOS DISFRUTA TU DÍA, UN ABRAZO A LA DISTANCIA.
    ALICIA CASTILLO DE SIRVAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia, saludos para las amistades por Chimbote, cariños para la familia, y en especial... Happy Birthday para tu querido nieto Sergio!!
      Abrazos,
      Eduardo

      Eliminar
  12. El amor por la tierra natal y por la tierra que nos abre sus puertas es lo mas lindo que podemos sentir ,su relato es muy interesante lo describe como una persona sensible y agradecida con la vida , los buenos recuerdos son el mejor alimento para el alma ..un saludo cordial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola, bienvenida a Confesiones a un Árbol. Agradezco tus palabras, saludos para tus padres, un abrazo cariñoso para ti.
      Eduardo

      Eliminar
  13. CUANDO LOS AMIGOS NOS REUNIAMOS EN TRUJILLO TU ERAS EL MENOR DEL GRUPO Y TODOS TE ESCUCHABAMOS,,, SIEMPRE TUVISTE ESA CAPACIDAD PARA RELATAR HISTORIAS Y REFLEXIONAR SOBRE LAS COSAS. TU PLUMA SIGUE SIENDO SENCILLA Y BELLA A LA VEZ¡¡¡

    TU AMIGA TECHY TRUJILLO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos tiempos aquellos, ¿verdad Techy? Los recuerdos de entonces que más nítidamente conservo es la música que todos compartíamos... y también las chelas, por supuesto!!

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  14. Gaspar Flor de María23 de noviembre de 2013, 20:48

    Bello relato estimado Eduardo, al leer senti la nostalgia de mi Chimbote amado, recibe el abrazo fraternal de tu amiga !!!!!!!!!!!!!!
    Gaspar Flor de María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga, saludos por casa, es un verdadero placer tener a Paola entre mis amistades!!
      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  15. Eduardo, amigo mío ya extrañaba tus historias. Creo interpretar tus sentimientos y reflexiones, ahí sentado sobre la banca cerca al río Salmón. Las mismas reflexiones hechas en una banca de la plaza 28 de julio o en la del metro de Baker street. Todos ellos lugares perfectos para pensar, para imaginar y crear un próximo artículo o historia. De mi parte soy muy arraigado a mi tierra y me cuesta trabajo pensar en ir a vivir a otro país ajeno a mi cultura e idiosincrasia, pero tú eres de esas personas universales, ciudadanos del mundo que vives y sientes intensamente, estés donde estés aunque siempre tengas un velado anhelo de regresar a tu lugar de nacimiento. Amigo Eduardo agradezco este nuevo escrito y espero que ya sea en New Hampshire, Notting Hill o Chmbote, sigas escribiendo y sigas dejando esa huella de buen chimbotano que eres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto, muchas gracias por tus palabras. Un cariñoso saludo para tus padres y familia, y que continúen los éxitos profesionales.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  16. Bernardo Cabellos Sabino24 de noviembre de 2013, 04:15

    Aquellos niños de once, doce, trece y , catorce años, nos hicimos hombres siendo niños, (frase tan nuestra, rescatada por ti.) y asumimos; un rol , una responsabilidad para con los nuestros. Tal vez, por allí la grandeza de aquella generación de hombres y mujeres de nuestra tierra. Tan grandiosa como vos, que hoy nos deleitas con tu excelente pluma, donde de cada momento vivido creas una poesía y nos relatas los hermosos momentos vividos. Un fuerte abrazo amigo. Bernardo Cabellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Bernardo, muchas gracias por escribir, no he sabido mucho de ti últimamente, espero que tu salud continúe recuperándose. Ojalá que haya oportunidad para conversar y ponernos al día.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  17. ALFONSO ANTICONA GARCIA24 de noviembre de 2013, 06:55

    Hola Eduardo, como siempre los relatos de CONFESIONES A UN ARBOL, mas que interesantes, te soy sincero tus escritos me hacen evocar parte de mi niñez. lo del club JOSE GALVEZ, considerado sentimiento y patrimonio de Chimbote. Los RUMBANEY'S del mitico Lucho Oliva o los FANTASTICOS, de nuestro amigo Hernan Morachimo. el otrora desembarcadero llamada LA RAMADA. o el desvastador terremoto ocurrido el año 70 cuando yo tenia 7 años y me cogio fotografiandome en blanco y negro en la plaza 28 de julio.

    Recuerdos nostalgicos y tristes que contrastan con la belleza del RIO SALMON, del lugar donde vives ahora. Eduardo no me queda mas que animarte para que nos sigas escribiendo, a proposito mi hijo ARNOLD ANTICONA, estudiante de arquitectura es un asiduo visitante de tu blog aun sin conocerte, aceptale su solicitud de amistad.

    Saludos para tu esposa y tu hija.
    ALFONSO ANTICONA GARCIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso, muchas gracias por escribir. Déjame preguntarte algo, dime ¿conservas la foto de la Plazuela 28 de Julio? ¿o por el terremoto ya no se terminó la sesión fotográfica?

      Estaré encantado de tener a Arnold entre mis amigos!
      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
    2. ALFONSO ANTICONA GARCIA24 de noviembre de 2013, 20:33

      Eduardo, recuerdo que estaba en la plaza 28 de julio con mi papá, los fotografos eran esos señores que utilizaban un tripodi con su manga. la fotografía nunca se dio, porque en ese momento fue el desenlace, solo recuerdo que al llegar a mi casa en la esperanza, todo estaba en el suelo de alli nos mudamos al pueblo 2 de junio, lugar donde sigo viviendo actualmente.

      Referente a nuestro amigo Bernardo, la ultima vez que lo vi, me comento que estaba con la idea de propiciar reencuentros con los compañeros de los años 78 - 80. es uno de los pocos valores que queda en nuestro partido. muchos saludos eduardo y gracias por tu atención.

      Eliminar
    3. Claro que recuerdo a los fotógrafos de antaño. Te preguntaba porque tengo interés en coleccionar imágenes de la antigua Plazuela 28 de Julio.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  18. SEGUNDO ANTENOR FERIA CRISANTO24 de noviembre de 2013, 07:26

    EDUARDO HERMOSAS CONFESIONES, Y QUE SEAN BIENVENIDOS LOS 53 QUE ESTAN POR ARRIBAR, PIENSO QUE LO DE "MUDAR" OTRA VEZ, YA NO JUSTIFICARIA LO ANTECEDIDO, POR QUE SERIA "VOLVER A INICIAR", Y COMO TODO INICIO SERIA AFRONTAR NUEVOS RETOS QUE A CIERTA EDAD YA NO TIENEN VALOR, PERO ERES EL UNICO A DECIDIR, SE QUE SABRAS DECIDIR POR LA MEJOR OPCION, TU ERES CAPAZ DE EMPRENDER ESA DECISION, HAZLO.

    UN ABRAZO Y SALUDOS A LA FAMILIA.
    SEGUNDO ANTENOR FERIA CRISANTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Segundo, muchas gracias por escribir. Igualmente, mi cariño y saludos para tu familia en Italia y Perú. Felicitaciones y éxitos en las actividades deportivas de las que formas parte en Milán.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  19. Víctor Antonio Santana25 de noviembre de 2013, 06:49

    Eduardo, hermoso brillante relato diría yo que es el mejor de los que tuve la suerte de leer hasta el día de hoy. Excelente, me gustó mucho siempre recordando la tierra que te vio nacer. Gracias por la amistad, cuídate y saludos desde Tampa, Florida, USA.
    Víctor Antonio Santana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Víctor muchas gracias. Igualmente, yo aprecio mucho tu amistad y siempre recuerdo a tu padre.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  20. Mi estimado amigo Eduardo, muy interesante tu historia, creo que nunca te olvidaras de las bancas en la plazuela 28 de julio, te deseo lo mejor y espero poder encontrarnos por el rico Chimbote.

    Me adelanto en tu día, que lo pases de lo mejor, un abrazo a la distancia.
    Hugo Pisfil Reque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hugo, muchas gracias por escribir, y gracias también por los saludos de cumpleaños. Te hago llegar un abrazo junto con mis mejores deseos para ti y tu familia.
      Eduardo

      Eliminar
  21. Diferentes motivos para colocar referencias a una vida que se resume en una palabra: humanidad y trasciende fronteras para mostrar tu identidad, tu amistad y tu amor de esposo, padre e hijo.

    Saludos Eduardo.
    Victor Arellano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Víctor, gracias por tus palabras. Muchos éxitos por Trujillo, cariños para Nelly & Silvia!
      Eduardo

      Eliminar
  22. JHONNY SANCHEZ TABOADA25 de noviembre de 2013, 21:30

    Hola Eduardo, quiero expresarte mis felicitaciones por muchos motivos, en primer lugar porque vas a cumplir tus 53 exitosos años, asimismo porque estas rodeado de tu excelente familia que formaste y también porque cada vez observo muchas mejoras en tus relatos y traes con mucha nostalgia bonitos recuerdos que muchos de nuestras generaciones hemos vivido en nuestro querido puerto, como no recordar la plaza 28 de julio, si allí era un punto de concentración de nuestra generación, recuerdo cuando estudiábamos en nuestro recordado GUE SAN PEDRO y salíamos en marcha a manifestaciones que se llevaban en dicha plaza y los policías querían disuadirnos y nos poníamos a cantar el himno nacional y lo obligábamos a respetar el himno, a veces también frente a dicha plaza nos bañábamos en la playa, en ese tiempo el agua era limpia. Que nostalgia verdad.

    Lo de tu eje Chimbote, Londres y New Hampshire lo tienes siempre en tu mente pues como dices forman parte del desarrollo de tu vida y es lo mejor que te pudo pasar, eres de los poco escogidos por el destino que tuvo esa dicha y hoy lo disfrutas a plenitud pues es producto de tu esfuerzo y la vida te ha premiado; si regresas a Londres solo lo sabe Dios, pero tu estas hecho de roble y sabes muy bien como salir adelante, la familia siempre es lo mas importante y por ellos vale el sacrificio.
    Saludos a tu esposa y a tu hija.

    Un fuerte Abrazo y FELIZ CUMPLEÑOS mi querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jhonny, es siempre un placer leer tus comentarios, me satisface tremendamente que hayamos podido mantenernos en contacto y preservar una amistad que se inició en las aulas del Colegio San Pedro y también en la vecindad del barrio El progreso, muy cerca de "Tacorita".

      Mi cariño para tu familia, un abrazo grande para ti.
      Eduardo

      Eliminar
  23. Hola Eduardo, ya tu pluma electrónica es parte de todo tu sistema neural, integrando emociones e ideas, recuerdos,nostalgia y esperanza. La vida de los amigos es una extensión de la nuestra, nos apropiamos de sus experiencias y nos nutrimos de sus sentimientos. Un abrazo, que Dios siga bendiciéndoles. Ojalá haya oportunidad de coincidir en algún lugar del Perú cuando vengan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Segundo, muchas gracias por escribir, sería macanudo si coincidimos en Lima, aunque sea por unos minutos durante nuestra próxima visita a Perú.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  24. Juana Caldas Castillo26 de noviembre de 2013, 01:05

    Felicitaciones Eduardo, que emotivas vivencias en tu arduo transitar por la vida, es placentero para mí, tener a un gran escritor como amigo. Hermoso relato, cuanto amor
    a Chimbote...mi querido Chimbote.

    Un abrazo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juana, el gusto es recíproco. Saludos para tus hermanas, mis excompañeras de trabajo.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  25. Elizabeth Castillo Villanueva26 de noviembre de 2013, 19:08

    Uno más de sus relatos con los que me deleito,su fina pluma plasma su ingenio y nos traslada a sus lectores a los lugares que nombra en su narración. No puedo más que agradecer por el regalo y porque siga escribiendo con el mismo orgullo de haber nacido en nuestro querido Chimbote.

    Gracias y feliz cumpleaños.
    Elizabeth Castillo Villanueva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elizabeth, muchas gracias por escribir... y gracias por los saludos de cumpleaños!!

      Buena suerte y muchos éxitos en tu vida estimada amiga.
      Eduardo

      Eliminar
  26. Gladys Zevallos Chavez27 de noviembre de 2013, 06:29

    COMO SIEMPRE MI AMIGO EDUARDO... Con la humildad y la sencillez que sé carácteriza. con las experiencias y sentimientos vividos!!! Muy interesante me ENCANTÓ!!! Gracias, gracias... X compartir tus vivencias bendiciones!!!
    Gladys Zevallos Chavez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada "Colorada", muchas gracias por tus palabras, muchas gracias por tu amistad de toda una vida!!

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  27. Alberto Mariano Medina27 de noviembre de 2013, 19:41

    Estimado Eduardo, en primer lugar espero pases un feliz día en unión de tu querida familia.
    Por otro lado, muchas gracias por hacerme partícipe de tan maravilloso relato,que nos transporta a aquellos años inolvidables de nuestra niñez y adolescencia; y de paso nos haces de alguna manera conocer los lugares por donde tienes la suerte de vivir acompañado de tus seres queridos. Espero nos sigas deleitando con tus hermosos relatos y pronto seguro los veremos plasmados en Novelas que estoy seguro serán un éxito.

    Muchas bendiciones y un fuerte abrazo.
    Alberto Mariano Medina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano, muchas gracias por los saludos de cumpleaños, y gracias también por la atención que prestas a mis escritos!

      Te deseo lo mejor, que continúen los éxitos por el lado profesional, y bendiciones siempre para tu familia!
      Eduardo

      Eliminar
  28. "Nosotros", el Eje; en una maquinaria monstruosa e inédita Nuestra Vida. También nuestro temperamento y personalidad; una de las pocas armas que usamos para darnos ese placer al vivir... Tres ciudades inevitables de sentir su diferencia sin ser comparadas. Pero, un sólo paraiso.
    Los sueños se denotan hermosos al configurar la trilogía; tu prosa narrativa se da el lujo de pintar con aciertos nuestros desconocidos mundos... Mi más sincera amistad y sentimientos son tocados por tu obra. Por ello te dejo un pensamiento de un gran amigo: "EL MUNDO ES PEQUEÑO Y OBTUSO. PERO NUESTROS SUEÑOS SON TAN AGUDOS Y LIGEROS QUE HACE EXPLOTAR SUS LIMITES, COMO POMPAS DE JABON..." FdelaMar.
    Saludos y un fraterno abrazo para ti Lalo. Mi amigo del alma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Federico de la Mar, poeta que le canta al amor, a la mujer, al mar y a todas las otras bellezas de la vida. Te agradezco tu palabras.

      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  29. Johnny Albrichet Garcia14 de abril de 2015, 20:17

    Hola Eduardo, muchas reflexiones en esta etapas de nuestras vidas .
    Como bien dices cada viaje y lugar nos trae sorpresas, amigos por conocer y tal vez incluso un destino diferente al deseado.

    Un fuerte abrazo y estamos comunicados.
    Cuidate
    Johnny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johnny, muchas gracias por escribir y mantenerte en contacto. Saber de amigos de la infancia como tú, es algo que me llena de mucha alegría.

      Un abrazo grande hermano, que Dios proteja a ti y a tu familia.
      Eduardo

      Eliminar