martes, diciembre 13, 2011

MI AMIGO MARCO

MI AMIGO MARCO
A
Marco Antonio Arroyo Benites
Chimbote  1978  -  Marco  en  la 
fiesta de promoción del colegio
Era 1972, yo tenía 12 años de edad y terminaba la primaria en la Escuela Nº 89007 del 21 de Abril “B” de Chimbote. Eran tiempos que en mi casa, ubicada en la cuadra trece de la Avenida Aviación, se alquilaba bicicletas por hora a los muchachos del barrio.
Entre los clientes que llegaban por las bicicletas había un jovencito evangélico de mi edad. Yo lo conocía de vista, pues lo veía asistir a una iglesia situada a unos cuantos pasos de mi casa, la Iglesia de Cristo. Era serio y formalito. Y al alquilar su bicicleta, se registraba con este nombre: Marco Antonio Arroyo Benites.
En 1973 inicié la secundaria en la G.U.E. San Pedro de Chimbote, aquí me volví a encontrar con Marco. Al año siguiente ya era mi mejor amigo y hacia 1975 éramos estudiantes inseparables, Marco era bueno para los números y a mi me gustaban las letras. Nuestros talentos se juntaron y nuestro grupo de estudios devino en el mejor de la clase.
Con el pretexto de las tareas escolares, a menudo visitaba su casa en la Avenida Balta, a un pasito de la intersección con la Avenida Pardo. Cada vez que llegaba, su madre, doña Consuelo, me invitaba mi plato favorito: pescado frito con arroz y abundante zarza con limón. Escuchábamos música de Los Galos mientras realizábamos las tareas escolares, y conversábamos de todo, especialmente sobre las chicas y las dudas de la adolescencia.
La música no siempre fue de Los Galos. Marco me introdujo a la música evangélica de Manuel Bonilla, y luego a la mismísima Iglesia de Cristo. Confieso que asistía a la iglesia más por las “hermanas” (chicas) que por el culto, aunque también me gustaban los estudios bíblicos. El padre de Marco, don Félix, impartía un interesante curso bíblico al cual yo empecé a asistir. 
Marco inició su carrera universitaria antes que yo. En 1979 viajó a Lima y al año siguiente empezó sus estudios de Ingeniería Química en la Universidad Nacional de Ingeniería. Mientras que yo, atrapado por el torbellino de la política, me demoré un poco y viajé a Trujillo en 1983 para estudiar Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Trujillo.
En 1982 Marco conoció a Eva, una bella chica de Samanco (Ancash, Perú) con quién empezó una hermosa historia de amor, y los hijos le empezaron a llegar: Mirella en 1983, Ivone en 1985, Hanss en 1987, y Nicole en 1995. El idilio con Eva se desvanece, y en 1996 llegaría Sebastián, su último hijo, en otra relación de pareja.
En un punto de los años ‘80s Marco interrumpió sus estudios de ingeniería química. Necesitaba trabajar. Se reinventó a sí mismo e ingresó a un mundo nuevo: la peluquería. Desde entonces Marco es uno de los más prestigiosos estilistas de Lima. Cuando me dio la noticia que dejaba los estudios, recuerdo que me dijo: “Tu no verás la conexión, pero voy a utilizar mis estudios de Geometría del Espacio para ser el mejor peluquero de Lima”. Sus palabras fueron premonitorias.
Momentos duros también han habido. Un día de 1987 me encontraba en mi cuarto de estudiante en el Jirón Colón de Trujillo. La radio me traía las noticias. De pronto un reportero anunció un terrible accidente de carretera a la altura de la ciudad de Chepén. Dentro de la relación de fallecidos un nombre me estremeció, pero quise creer que se trataba de un homónimo. Segundos después sonaría el teléfono, y la dueña de la casa gritaría con dirección a mi ventana: “¡Eduardo, teléfono, tu mamá, dice que es urgente!”. Doña Consuelo, la mamá de Marco, se había marchado para siempre.
1987 es también el año en que Marco empieza a viajar por el mundo. Argentina y diferentes países europeos son testigos de su depurada destreza. A sus triunfos en Lima, se sumaría su gran experiencia internacional.

Lima 2007 - Eduardo y Marco 

Yo, por mi parte, salí hacia Europa a inicios de los ‘90s. En Londres conocí a Terry, mi esposa, y nació Dorothy, mi única hija. Cada dos años llevo a mi familia al Perú. Al llegar al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, Marco siempre nos espera y jamás nos permite alojarnos en hoteles: nos lleva a su casa. Así conocimos su pequeño alojamiento en la Avenida Angamos de Miraflores, Lima donde Marco nos daba su cama, mientras él dormía en su silla de peluquero. Y luego conocimos su amplio alojamiento-salón en la Avenida Dos de Mayo del mismo distrito limeño.
Si alguien me pidiera que defina a Marco con una palabra. La respuesta sería fácil: Determinación. Varias veces he visto a Marco caído, y siempre me dijo lo mismo: “Dame unos mesecitos y me veras parado otra vez”. Siempre cumplió su palabra.
Y si alguien preguntara a Terry o Dorothy por el momento más emocionante de sus visitas a Lima. La respuesta es invariable: cuando Marco les arregla el cabello. Durante nuestra última visita a Lima no tuvimos tiempo para este detalle, entonces Marco viajó por siete horas de Lima a Chimbote, trajo una tijera en el bolsillo, les arregló el cabello y se regresó a Lima. 
Y para Dorothy hay otra cosa especial en Chimbote: el papá de Marco, un prestigioso joyero, le ha hecho varios trabajos, entre ellos un brazalete. Dorothy se va haciendo grande, y en cada una de las visitas don Félix le va agregando eslabones al brazalete.
Marco: así es nuestra amistad, como los eslabones que se van agregando al brazalete de Dorothy. Es una joya enriquecida con el tiempo. Atrás quedaron tantas cosas, como Inés e Hilda, como Pocha y La Zarca ¿las recuerdas? De muchachos compartíamos tanto tiempo juntos que terminábamos enamorándonos de parejas de amigas!!
Volviendo al presente. Hoy es un día especial para ti. Y he querido brindar testimonio de nuestra amistad. ¡Feliz cumpleaños!
Eduardo.
New Hampshire, USA
Diciembre 13, 2011
NOTA:
Si deseas dejar un comentario ten en cuenta lo siguiente: debajo del recuadro para los comentarios aparece una opción que dice “comentar como”. Acá sólo debes seleccionar la opción que dice “nombre” y en este recuadro escribe tu nombre (Deja el recuadro URL en blanco) Si todo esto te parece muy complicado, entonces escribe tu comentario en un e-mail y envíalo a: edquevedo@yahoo.com
Los comentarios van primero al Editor, antes de ser publicados.

50 comentarios:

  1. Un lindo y merecido homenaje a Marco!!! Muchas gracias.
    Lo que dice Marco de la Geometría del espacio usada en los cortes de pelo, es totalmente cierto...realmente es el mejor peluquero de Perú!!!
    Tengo incluso amigas que viviendo en NY y Miami, esperan regresar para q Marco les corte el pelo!!!
    Saludos,
    Jenny

    ResponderEliminar
  2. Lindo articulo!!! Felicidades Eduardo!!! Felicidades Marco por tu Birthday!!!! Valio la pena la espera.

    ResponderEliminar
  3. ESTIMADO ED: Lo dijo Cicerón con proverbial sabiduría, "los semejantes se unen a sus semejantes", bella historia de una sublime amistad, que vestida de lealtad, enarbola la fraternidad como preclaro estandarte.
    Saludo a ambos, por ese singular paradigma que nos brinda la unión de dos seres que conjugan biografías y talentos; celebro esta crónica con aroma a festejo y gratitud; me alegro de conoceros y ser partícipe de nuevas semblanzas que dignifican la vida, mas allá de las distancias y de las geografías.
    Mi admiración la comparto, a ambos mi cariño y reconocimiento.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando la palabra amor y cariño entre dos personas son honestas y sinceras haciéndose un hábito entre ellos, se dice que se quiere con un amor de amigos. Al decir que es un hábito también decimos que se construye una unión que se fragua con el tiempo.

    Esto también va a implicar un desarrollo de virtudes, no puede caber amistad donde falta la virtud y en este caso entre TU y MARCO existen los valores del respeto, la lealtad, la solidaridad, la profundidad de sentimientos, la confianza mas que nada, convirtiendo esa amistad de tantas décadas entre Uds. dos, en algo recíproco que realiza la unión de dos voluntades.

    Es la madurez humana y afectiva las que hacen que seamos equilibrados en nuestras relaciones y en el caso de ambos es la continuación del comienzo de un camino costoso porque ha pasado tanto tiempo y cada vez se forja mas esa valiosa e indisoluble AMISTAD, con el tesón que impregna cada uno de Uds. a esa dificil definición llamada la verdadera amistad!
    Nelly

    ResponderEliminar
  5. Félix Javier Ventura jara13 de diciembre de 2011, 16:16

    Hola Eduardo, como decimos en estos casos en el Perú "es lo justo 'pe tio". Merecido homenaje que haces a un gran amigo como es Marco, he leido cada linea de tu narracion y he viajado al pasado para recordar viejos tiempos en aquel templo de la iglesia evangélica donde a mi juicio creo se formó la personalidad llena de valores y humildad y ese sentimiento por la amistad que nos tiene acostumbrado nuestro amigo.

    Valoro mucho tu afán por resaltar esos sentimientos que hacen que el valor de una persona sea inigualable. Si algo tendria que acotar son solo estas palabras "la casualidad nos hace hermanos, pero solamente el corazón nos hace amigos".

    Se que Marco leerá mi comentario, aprovecho para desearle un feliz cumpleaños! Sigue asi amigo, nunca cambies. Un abrazo.
    Javier

    ResponderEliminar
  6. Eduardo:
    Muy buenos comentarios. Dentro de nuestro interior tenemos recuerdos inolvidable que nada y nadie lo borrará.
    Te felicito por agradecer una amistad mediante una publicación que enorgullece a cualquiera que lo lee.
    Tu amigo Jorge

    ResponderEliminar
  7. MARY QUEVEDO DE ALEMANIA13 de diciembre de 2011, 16:24

    FELICITACIONES EDUARDO, ES UNA LINDA HISTORIA DEDICADA A MARCO ARROYO.....ERES PARA ÉL UN AMIGO MUY ESPECIAL Y ESO LO SABEMOS NOSOTROS TU FAMILIA...BUEN RECONOCIMIENTO POR LOS AÑOS VIVIDOS Y A TI MARCO RECIBE DESDE ALEMANIA-BERLÍN UN CARIÑOSO SALUDO DE PARTE MIA Y DE MIS HERMANOS ALBERTO Y FERNANDO. SUERTE!!
    MARCO: FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Agradecido por este justo homenaje a Marquito a quien quiero, considero, respeto y lo mas importante admiro sus afanes en la vida.
    No se por que pero aunque no estoy en la historia escrita me siento parte de ella, tanto así que he penetrado, me he adentrado en tus escritos y no he podido evitarlo, me puesto sentimental, no he podido contener las dos lagrimas de mi ojo izquierdo por que al lado derecho había una mujer hermosa a mi lado que me daba vergüenza y pudor que me vea así.
    Envidio a Marco tener un amigo cabal, bondadoso; que demuestra su amor fraternal de esta manera.
    Un abrazo grande, como de pájaro de cocho (esto me lo he copiado).
    DAVID ARROYO.

    ResponderEliminar
  9. MARCO ANTONIO ARROYO BENITES13 de diciembre de 2011, 18:49

    Eduardo:
    Es un privilegio tenerte como amigo. Me recuerdas a Inés, Hilda, Pocha, la Zarca....pareciera que fue ayer, y me acuerdo también que éramos unos caballeros a pesar desde nuestra corta edad.

    Me impresionó tu metáfora comparando a los eslabones de la joya de Dorothy con nuestra amistad ....... Eres muy bueno para plasmar tu corazón en el papel y te agradezco que hoy 13 de diciembre me haya beneficiado con tu talento. Muchas gracias de verdad!!!!!

    ¿Cómo te acordaste de “Geometría de espacio”?!!!!! y ese curso, verdaderamente, me sirvió de mucho.

    DETERMINACIÓN, es bueno saberlo, pero también es muy bueno que te lo digan. Redoblaré esfuerzos para sacarle brillo a estas palabras.

    Muchas gracias a todas las personas que vienen haciendo llegar sus generosos comentarios!!!!

    Un abrazo de pelícano.
    MARCO ARROYO

    ResponderEliminar
  10. Marco:
    Como tu sabes hay muchas cosas que se quedaron en el tintero (por falta de espacio), como por ejemplo la historia de "Pecho grande, pata chica". O cuando, en la segunda mitad de los años '70s, eras el arquero del José Balta (segunda división) y yo iba a verte entrenar en la cancha del Ferrocarril. O cuando en los años '80s tenías una casa en el jirón Quilca de Lima y yo me alojaba ahí cada vez que viajaba a la capital (...y una vez no te encontré y me tuve que quedar a dormir en una banca de la Plaza San Martín!!)
    Un abrazo,
    Eduardo

    ResponderEliminar
  11. UY EDUARDO

    SIGUES SIENDO UN PERUANO PURO CORAZON, CAPAZ DE HOMENAJEAR A UN AMIGO COMO MARCO CON UNA HISTORIA TAN VIVIDA COMO LA QUE COMPARTES.

    NO CONOZCO A MARCO Y ES PROBABLE QUE JAMAS LO CONOZCA PERO IGUAL, DESDE AQUI ME ADHIERO A SU FELICIDAD; FELIZ CUMPLEAÑOS MARCO, Y QUIÉN COMO TU QUE ERES CAPAZ DE REINVENTARTE.... CUANTA GENTE NECESITARIAMOS HACER LO MISMO.

    GRACIAS EDUARDO, POR REGALARNOS ESTOS PEDACITOS DE TU HISTORIA Y DE TU ALMA

    CARIÑOS
    FRECIA

    ResponderEliminar
  12. Karina Arroyo
    Eduardo, tu artículo me encantó mucho, no me lo esperaba, me emocioné bastante al leerlo, especialmente en el momento en que mencionaste a mis padres.
    Eduardo sigue adelante con tu blog que es un éxito, así como también la amistad que tienes con mi hermano Marco.
    Karina

    ResponderEliminar
  13. JUDITH ARROYO BENITES13 de diciembre de 2011, 19:43

    Recordado Eduardo,
    Tu tributo a Marco me impactó, me ha transportado al pasado, me ha hecho revivirlo, añorarlo, echar de menos esas vivencias. Ha sido como volver atrás en la máquina del tiempo, y aun así quedo corta para expresar lo que sentí al leer tu artículo.

    Escribes muy bien, entrelazas cada vivencia al punto de envolvernos en el pasado, como si fuera hoy.
    JUDITH

    ResponderEliminar
  14. David, Karina y Judith Arroyo:
    Gracias por leernos y comentar este artículo escrito a propósito de mi amistad con vuestro hermano Marco. Los recuerdo bastante desde la época de la casa de Balta, y también de la Iglesia evangélica de mi calle. Ojalá que en un futuro no muy lejano se de la oportunidad para reencontrarnos, sea en Perú o Barcelona.
    Un abrazo,
    Eduardo

    ResponderEliminar
  15. Que buen homenaje maestro ¡¡¡ es cierto Marco Arroyo es uno de los mejores peluqueros del Peru y hoy que es su cumpleaños se merece estas bellas palabras de todos sus amigos que lo quieren y alli me incluyo yo , que a pesar que lo conozco pocos meses reconozco que su amistad ha sido muy importante para mi en estos ultimos tiempos...Eres un buen amigo, gran persona y un espectacular profesional que anoche diste catedra en la demostracion que nos hiciste....por eso mi gran amigo Marco Arroyo ..
    UN SALUD POR TU CUMPLEAÑOS ¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. Excelente articulo para mi amigo Marco que siempre se ha esforzado en salir adelante. Sí, recuerdo sus peinados que realizaba para las competencias cuando todavia estaba en Zárate (Lima), y espero que siempre siga así con sus triunfos. ¡¡Felicidades Marco!!
    Hebert
    13 DE DICIEMBRE DE 2011

    ResponderEliminar
  17. bella historia de lo que significa la amistad,no tengo el gusto de conocerte,pero te felicito EDUARDO por ser así y tambien creo que MARCO es otro pedazo de personaje que se hace querer allí donde vaya,ambos iluminan a todos sus allegados,ESA ES LA VIDA, ¡maravillosa y por ello VALE LA PENA VIVIR !

    ResponderEliminar
  18. Amigos lectores:
    Gracias por vuestra lectura y comentarios. Gracias también por participar de este pequeño tributo a Marco. Esperamos sigan visitándonos por acá, en CONFESIONES A UN ÁRBOL!!
    Saludos,
    Eduardo

    ResponderEliminar
  19. Sr. Eduardo Quevedo:
    No tengo palabras para expresar lo feliz que me siento al saber que personas como usted tengan ese cariño tan grande con Marco. Felicitaciones por esta reseña, de verdad me hizo llorar porque amigos como usted hay pocos y eso se valora mucho que dios lo bendiga
    Ely Cumpa

    ResponderEliminar
  20. NOEMI BENITES, desde Bélgica14 de diciembre de 2011, 18:31

    EDUARDO:
    Que bonito el de tener un amigo tan especial como es mi primo Marco. La comparación de vuestra AMISTAD, como los eslabones que se van aqregando a un brazalete, una joya enriquecida con el tiempo, es preciosa. Yo creo que para MARCO eres tambien un amigo especial.
    Bendiciones para ti y tu familia.
    NOEMI

    ResponderEliminar
  21. Eduardo, felicitaciones por tan bonito detalle que demuestras a Marco.
    Lo que plasmas en Confesiones a un Arbol, demuestras recuerdos, anecdotas, enlaces familiares, pero lo que más me impresionó es que a pesar de la distancia y el transcurrir del tiempo tu AMISTAD con Marco es la misma, honesta, sincera, cabal, justa, verdadera propio de dos jovenes que conocieron la Verdad, al concurrir a una iglesia Evangelica que los marcaría por el resto de sus vidas.
    Marco es de un gran talento,.... tal como tu dices en alguna parte de tu narrativa REFERENTE A TU HIJA Y ESPOSA...Tambien Patricia, mi esposa, espera con ansias mi llegada para poder visitar a Marco y luego lucir un hermoso corte que Ella lo presume con mucho Orgullo entre sus colegas en el trabajo.
    GRACIAS MARCO POR SER UN BUEN AMIGO.
    Feliz Cumpleaños!!!!!
    MI FAMILIA TE QUEREMOS.
    Lázaro

    ResponderEliminar
  22. Eduardo, gracias por compartir tus vivencias, sobre todo mostrando la esencia de la amistad en las formas más simples, naturales y sublimes del sentimiento y la palabra. Es una amistad que contagia. Saludos a Marco, de repente alguna vez nos hemos cruzado y ojalá haya oportunidad de conocerlo.

    ResponderEliminar
  23. Estoy tan emocionada, por estas enormes palabras de un grande profesional como es Eduardo Quevedo, que lindo reconocimiento a otro grande maestro, gran amigo, hermano y confidente como es mi gran amigo Marquito Arroyo, uno de los reconocidos estilista, profesional y brillante como es Marquito. No hay palabras para describir lo grande e inteligente, sabes cuanto te quiero, y admiro amigo de corazon, muchas felicidades.

    Tu gran amiga que siempre estará en los momentos buenos y difíciles como lo estuviste tu conmigo. Te quiero mucho Marquito que dios te bendiga .
    Elba Mendoza

    ResponderEliminar
  24. ESTIMADO EDUARDO, NO NECESITO CONOCERTE PARA SABER EL CARIÑO ESPECIAL QUE SIENTES POR MI PRIMO, EL ME HA HABLADO MUCHO DE TI. LO HAZ DESCRITO CON LAS PALABRAS PRECISAS, ESTOY ORGULLOSA ,ME HAZ EMOCIONADO CON LA HISTORIA Y RECORDAR A MI QUERIDO CHIMBOTE.
    JANNETT PIMENTEL

    ResponderEliminar
  25. Darile Sara Pimentel15 de diciembre de 2011, 06:42

    HOLA SEÑOR EDUARDO ME GUSTÓ COMO HABLA DE MI TIO Y RECUERDA SUS EPOCAS DE NIÑOS YO TENGO 11 Y TENGO UNA AMISTAD COMO LAS QUE TIENEN USTEDES ¡¡¡¡¡

    :)

    ResponderEliminar
  26. Miguel Angel Sara
    Eduardo:
    Un bonito regalo tu mensaje para con Marco, envidio esa amistad, tan cerca y tan lejos a la vez, El no fracasa...Aprovecha una oportunidad de mejora, El nunca se arrepiente..Aprende, El no esta triste, esta meditando, el no esta preocupado, esta dando soluciones, para El hoy es hoy, y piensa que por cada oportunidad desaprovechada en el presente, se convierte en una posibilidad de fracaso en el futuro. Sin embargo hay una diferencia entre tu como amigo y yo como su primo politico, a ti te espera con abrazos y un como estas, a mì con un vaso y salud local!!, a ti te pone musica, a mi canta no mas y a capela,...Es una buena persona es lo que vale, al final siempre te deja algo pendiente, cualquier cosa como para que hubiera un no vemos despues. Ahora le dicen ministro de salud, salud, salud por tu cumpleaños.
    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  27. Hola estimados y considerados compañeros del ayer:

    Primero quiero felicitar a Marco Antonio por su 51 aniversario y obviamente pidiendo al altísimo sigas celebrando muchos más, disfrutando de tus hijos y de las personas que te sientes más cercanas. Orgulloso de ti, del arte que aprendiste y lo impartiste sin egoísmo a tus amigos y a tu hermano, y por ende nos sirvió para trabajar y subsistir de ésta profesión, la peluquería.

    Segundo, por la parte que me corresponde como tu hermano en felicitar a Eduardo por el homenaje a tu persona y así demostrar vuestra leal amistad.

    Recordando aquellas vivencias afirmo nuestros momentos, espacios, esparcimientos de nuestra pubertad, adolescencia y juventud. Por ejemplo: íbamos a jugar a fulbito al barrio 5 con otros jóvenes de allí y terminamos en caricias (puñetazos, cachetadas...).Otra, cuando alquilábamos las bicicletas en la casa de Eduardo, yo regresaba varias veces ya que la cadena se salía... no, no era la cadena... sino que tienes unas guapas y hermosas hermanas!!!

    Eduardo, muchos saludos para los tuyos.
    Jorge Arroyo.

    ResponderEliminar
  28. Víctor Raúl Arellano Salazar17 de diciembre de 2011, 18:57

    Llego tarde a esta conversación que esperé tanto, es que no faltan los imprevistos que los hay siempre pero aun así creo que más vale tarde que nunca, Ed. Saludo tu prosa y hago un salud emotivo por Marco que seguro celebró con todos sus amigos y te tuvo presente en su corazón durante toda su tertulia onomástica.

    Eduardo tiene una peculiar forma de expresarse, verbal, gestual y a través de la escritura. No cabe duda de la genialidad con la que nos lleva, nos transporta en regresión y progresión, en una palabra nos hace sentir humanos y da sentido a la vida: pasado, presente, futuro. En ese camino nos muestra ese valor que sobrepasa fronteras y se interioriza en el alma, la amistad.

    Un bello regalo no solo para Marco, que es lo que hace especial a esta confesión, sino también para todos y cado uno de los lectores que se identifican con el Blog y para todo aquel que tenga la satisfacción de leerlo. Magnanimidad y humildad juntas, que hermoso poema.

    Por lo demás, argumentación, enlace, nudo, delicadeza, conclusión, mensaje, deleite, presencias y ausencias generosas, súmmum narrativo que invita a la espera de la próxima entrega.
    Víctor

    ResponderEliminar
  29. José Luis Murillo Chinchayán17 de diciembre de 2011, 21:58

    Eduardito
    Extraordinario homenaje a nuestro paisano Marco Antonio, donde reflejas en tu relato la verdadera amistad cultivada desde la época de niños, una amistad de dos amigos que sólo se da en personas de buenas virtudes.

    Un fuerte abrazo Eduardo, lo mismo que a la familia, asimismo al cumpleañero y la próxima que te avise cuando salga para que no te deje durmiendo en la Plaza San Martin, donde un dia casi me asaltan (una broma, menos lo del asalto, sucedió hace muchos años)
    Tu amigo José Luis

    ResponderEliminar
  30. Jaime Benites Arroyo18 de diciembre de 2011, 07:18

    Merecido comentario a M.A.A.B.
    que reflejan en esta narración
    una hermosa amistad.
    A través de retazos del pasado,
    haz sabido elogiar y describir
    parte de mi primo.
    Recuerdos inolvidables de ustedes
    que al removerlos le engrandecen
    el alma y el corazón.
    Cada palabra, cada línea, cada fecha
    estoy seguro que a Marco le habrá
    encantado y conmovido.
    Ojalá y deseo que mi primo viva
    muchisimos años más, siempre
    con la bendición de Dios.
    Jaime

    ResponderEliminar
  31. Eduardo:
    Anteriormente te envié un comentario para este artículo pero parece que no te llegó. Acá te lo envio nuevamente. Eres un excelente escritor, haces que la imaginación vuele, que uno se metea en la historia y la tome como suya. Debes de escribir mas a menudo, te felicito.
    Saludos,
    Víctor

    ResponderEliminar
  32. Eduardo:
    Que hermosa amistad! no sabes como admiro esa manera de narrar con tanto cariño la amistad de dos amigos que a pesar del tiempo sigue igual y más aún que se siguen frecuentando. No sabes como me ha conmovido tu relato, te felicito. Un abrazo.
    Zoila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zoilita, gracias por escribir, debes recordar a Marco desde los buenos tiempos en la GUE San Pedro de Chimbote, él te recuerda bastante.
      Cuídate,
      Eduardo

      Eliminar
  33. Como dice el viejo y conocido refrán, más vale tarde que nunca. Este homenaje por el onomástico de mi padre merecía que escriba extraordinarias palabras y esperaba a estar muy inspirada. A veces nosotros somos así, por hacerlo excelente nunca lo hacemos pero es algo por mejorar ;-).

    Eduardo, tú que conoces a mi padre desde muy pequeño me has regalado parte de sus vivencias en este homenaje y lo he disfrutado mucho aunque no puedo negarte que hubieron dos momentos en los que sentí un nudo en la garganta. Pero de eso está llena la vida de emociones y es mejor sentirlas.

    Gracias Eduardo por este lindo homenaje.
    Mirella

    ResponderEliminar
  34. BERNARDO CABELLOS SABINO24 de enero de 2012, 22:28

    Eduardo, la amistad es imperecedero. La admiración y el respeto por lo demás, eterno. Sin lugar a dudas con Marco, ustedes construyeron una amistad que a través de los años, simplemente se ha fortalecido y su grandeza está en la prolongación de la misma. Para ustedes un fuerte abrazo. Y continuemos sembrando por el mundo el amor y la paz.
    Bernardo

    ResponderEliminar
  35. Extraordinario testimonio de una amistad imperecedera. Gracias Eduardo por compartirlo

    ResponderEliminar
  36. Karen de Salvatore26 de enero de 2012, 18:24

    Lindo el relato de sus vidas, en especial el relato de la vida de Marco, pues solo lo conocia como profesional. Lo conozco hace años, desde 1995 cuando trabajaba en Specchi y siempre, al igual que tú, he sentido un cariño y especial admiración por él, no solo como peluquero, sino también como persona. Que Dios los Bendiga siempre.
    Karen... de Salvatore

    ResponderEliminar
  37. Katty Sandoval Rios1 de febrero de 2012, 18:39

    Me impresionó la narración que haces acerca de tu gran amigo Marco Antonio Arroyo Benites. Que hermosa amistad, la que ambos han cultivado. Excelente la manera como lo estimas y lo elogias.
    Eduardo, eres un buen amigo y una gran persona. No sabes como me ha gustado el reconocimiento que haces a tu mejor amigo. Muchas bendiciones para él y también para ti. Un abrazo.
    Katty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Katty, espero que un día no muy lejano tengamos la oportunidad de reunirnos en Chimbote con Marco y charlemos sobre tantos temas comunes que tenemos los tres!!
      Eduardo

      Eliminar
  38. Muy linda historia,,,recordar que hay peruanos que siempre salen a flote a pesar de sus circunstancias, que nada los amilana,,,que sacan fuerza de donde muchas veces no hay,,,,sobretodo que hermoso tener a alguien que valore tanto tu amistad.....amistades que nunca mueren...y que sea correspondido totamente.....hermosa historia, realidad tan grata.
    Nena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nena por tus palabras y por visitarnos en CONFESIONES A UN ÁRBOL. Bienvenida nuevamente por acá. Saludos a la familia en el Perú y España!!
      Eduardo

      Eliminar
  39. Hermoso post y un mensaje alentador para todos los que creemos en la amistad. Gracias por enseñarnos tu camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ronald, lo mejor para tí por cualquier camino que te encuentres!!
      Eduardo

      Eliminar
  40. Muy interesante y muy alagador, cuantas alegrias cuantas cosas lindas... la verdad decirte que eres genial muy linda la historia.. la amistad cuando es sincera es algo que nunca se va a perder... gracias Mr. Eduardo por compartir tan preciosa historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hans, gracias por leernos y escribir. Un privilegio tener tu amistad!!
      Eduardo

      Eliminar
    2. "Gracias por no juzgar. Gracias por escuchar sin opinar. Gracias por hacerme saber que siempre estarás allí si te necesito. Gracias por hacerme saber que, aunque hago cosas que no comprendes, me estás esperando, al otro lado del valle que ahora mismo nos separa."

      Gracias Mr. Eduardo, recibe un fuerte abrazo y muchas bendiciones y que sigan los exitos.

      Eliminar
  41. JORGE VASQUEZ HANADA11 de junio de 2012, 18:49

    Hola Eduardo, has hecho un relato de los acontecimientos pasados junto a nuestro amigo Marco, y tu escrito me trae a la memoria los buenos momentos que pasábamos juntos cuando éramos estudiantes de secundaria.

    Saludos para Marco y para ti Eduardo.
    JORGE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, hablar de la amistad que nos une a Marco, tú y yo es remontarse a nuestra niñez, navegar con el tiempo y llegar al punto en que nos encontramos. Son cuatro décadas de buena amistad.
      Un abrazo,
      Eduardo

      Eliminar
  42. Luis Enrique Alegre Calderón8 de octubre de 2012, 19:56

    Eduardo, los eslabones de la pulsera de Dorothy, tu querida hija, no tan solo fecundan tus lazos de amistad con Marco Antonio, sino que cumplen ese extraño designio y propósito que tú forjaste en su alma de niña-mujer. Herrero de fuego y relámpagos, inspirado para construir montañas de un mundo nuevo pobladas con hombres genuinos, visionarios, profetas, románticos, adoloridos del dolor ajeno, con su pan en la mano buscando almas dolientes, pero también dispuestos para cantarle a la vida.
    Incansable obrero atizando y avivando el antracita, soplando y soplando con la fragua silenciosa de tu pluma que otea desde las alturas del alma humana.

    Me siento complacido de formar parte de tu entorno más cercano, declarándome “convicto y confeso” de no ser merecedor de ninguna atención tuya, porque, con tener la credencial de amigo de EQS lleno las cisternas de mi gratitud. Sé que Marco, por los detalles de esta red social, estará luego leyendo esta confesión de mi alma, y por eso, también extiendo para ti, amigo, a partir de hoy y para siempre, mi gratitud por tan afectivo interés para enlazarnos con la pulsera de Dorothy.

    Un profundo abrazo, amigos míos, esperando, junto al violinista en el tejado, el día de tu pronto cumpleaños Marco Antonio, para alzar un buen vaso de vino elaborado con esas exquisitas uvas chiquitas y morenitas de Ica, y quien sabe, si de repente, recitamos el brindis del bohemio.
    Luis Enrique Alegre Calderón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Lucho, gracias hermano por tus inmerecidas palabras. Has hablado de vino, y estoy seguro que Marco le va ha echar apuro al calendario para que su cumpleaños arribe pronto...Jajaja!! Mientras esperamos por ese brindis, continuemos sorbiendo de la cantimplora de nuestra amistad!
      Eduardo

      Eliminar